alfonso lanzagortaBEISBOL SIN VETO / Por Alfonso Lanzagorta
Gran personaje d ella crónica mexicana, abogado de profesión, combativo-combatido. Twitter @AlfonsoUnotv

SALINAS, SOLIDARIDAD, SOLO HILARIDAD O NO SE RÍA, QUE ES EN SERIO

BEISBOL SIN VETO

Por: Alfonso Lanzagorta Ángeles.

 

salinas24 de Junio de 2017- Mucho se ha dicho sobre las propuestas que tiene Javier Salinas, por el momento el equivalente en la Liga Mexicana de Béisbol a un Obispo Coadjutor que la Santa Sede designa cuando el titular de una diócesis cumple los 75 años y conforme a derecho canónico presenta su renuncia al Papa. El pontífice puede aceptarla y nombrar un sucesor de inmediato, o bien, mantenerlo en funciones nombrando a veces a un coadjutor para que vaya empapándose de los temas diocesanos y proceda a entrarle al toro una vez que se decida remover en definitiva al prelado saliente.

 

De entrada, algunos lo descalifican de entrada simplemente porque viene del entorno del futbol, que con sus enormes problemas y siendo efectivamente perfectible, tiene como negocio un tamaño varias veces superior al béisbol en México y en muchas cosas está medio siglo adelante. Nos guste o no, los estados de cuenta no mienten.

 

Pienso que la crítica debe ejercerse responsablemente, así que decidí tomarme la molestia de llamarlo y preguntarle para conocer sus propuestas, pues quien critica o descalifica desconociendo y sin antes haber visto o escuchado el punto de vista de la otra parte, no necesariamente hace bien.

 

Pasemos primero al tema de la propuesta de torneos cortos. De entrada, Salinas comenta que todavía no hay una propuesta definida, sino que se está estudiando entre varias. Según su dicho, existen dos fechas de inicio tentativas del primer torneo serían marzo o abril. El segundo torneo terminaría ya entrado el mes de noviembre. Especifica que estas fechas tienen como primera consideración el velar por los intereses de la LMB y de sus socios comerciales. Aduce que la LMB ha dejado de ver por si misma y que es tiempo de dejar de ver por otras empresas o instituciones que tampoco se han preocupado por la LMB en los últimos años.

 

Aclara Salinas que no se trata de una guerra con LMP, con la que manifiesta guardar excelentes relaciones, simplemente insiste en que se trata de ver por los intereses de LMB. Espera del mismo modo que la LMP reaccione bien y entienda esta decisión como “nada personal, solo de negocios” y no vislumbra la posibilidad de acciones legales por parte de LMP atendiendo al Winter League Agreement y otros compromisos que nuestra liga invernal tiene firmados con instancias como la Confederación del Caribe.

 

Aquí hay otros temas a considerar. Difícilmente podrá media liga soportar ese compromiso adicional de pagar un roster por 3 meses más, muy en concreto ese cáncer que son los equipos propiedad de gobiernos estatales. Para un cambio de estos, debe haber definiciones a más tardar en tres meses, pues recuerde Usted que los presupuestos deben discutirse y aprobarse en los Congresos locales. No nos parece bien que se destine dinero público a espectáculos privados, menos aún que esta sangría tenga que aumentar. Imagino que si Usted reside en estados como Campeche, Veracruz, Tabasco, entre otros que subvencionan equipos profesionales, muchas veces con resultados precarios, menos le gusta la idea, porque lo van a pagar con sus impuestos. Esta es opinión personal, no de Salinas, quien sì dejó en claro sin embargo, que considera atendiendo a sus estudios en materia de gestión deportiva, que los gobiernos deben ser coadyuvantes y quizá patrocinadores, nunca propietarios.

 

El segundo es….¿Cómo va a reaccionar la LMP? Aquí, es obvio, hay dos grandes escenarios posibles. Estos escenarios ya son tenebra pura y dura de su Charro Negro y no fueron materia de la plática con Salinas, misma que tengo grabada por si alguien lo duda:

 

  1. Que esto resulte a pesar de los buenos deseos en una guerra fratricida. En este caso, dejarse de cosas y extenderse a los dos o hasta tres torneos cortos por todo el año, obra en favor de la LMB, pues queriendo que no, el jugador tendrá un solo patrón los doce meses del año. Ojo, los otros no están mancos y pueden ofrecerles exactamente lo mismo. Si bien es cierto que la seguridad del sobre puede seducir bastante, más aun cuando no todos los que actualmente juegan llegan a la LMP, perfectamente puede darse el caso de pirateo de jugadores, que por su origen, pueden sentirse muy atraídos no solo a la guerra de los billetes, sino a vivir cerca de su casa. No es sencillo tampoco el tema del pirateo, pues no todas las plazas de la LMP aguantarían económicamente un equipo todo el año con sueldotes. Obvio, habrán vetos y castigos. Hay que ver, por otro lado, que tanto le gustaría a MLB o a MILB un escenario de estas características. ¿Mediarían? ¿Apoyarían a uno de los bandos?

 

  1. Que antes, durante o después de la Guerra de las Galaxias, los propietarios de equipos FUERTES en LMP decidan integrarse a un proyecto único tomando el lugar de los gobiernos estatales como dueños. Eso podría implicar la desaparición de la zona sur, donde todos batallan en asistencia y donde buena parte son operaciones de gobiernos estatales, salvo Yucatán, cuyos dueños acariciaron alguna vez el proyecto de operar una franquicia en Mazatlán. Ponga Usted a Culiacán, Hermosillo, Mexicali y Guadalajara con Tijuana y tendríamos entonces una liga de todo el año con Zona Este y Zona Oeste. Esto reduce también los costos de avión sensiblemente, pues por la escasa frecuencia de vuelos, los boletos a esas plazas, salvo en el caso de Mérida que se cuece aparte, suelen ser bastante caros. Esto no es más que una elucubración, es decir, suena lógico operativamente y en cuanto a costos. No quiere decir de ninguna manera que quien esto escribe quiera que desaparezca el espectáculo en esas plazas ni nada por el estilo, LEA POR FAVOR CON ATENCIÓN ANTES DE REACCIONAR CON EL ESTÓMAGO, pero desgraciadamente si Usted lo analiza, sabe que puede llegar a suceder.

 

La batalla de los intereses pinta para fuertecita. Una cosa es segura, para bien o para mal, este Salinas parece como el otro, es decir, no luce como del club de los que les tiembla la mano. Todo aquel que se atreve, merece mi respeto, pero creo que este tipo de cosas serían mejores si se buscara primero el tender puentes para lanzar un producto de esa envergadura. Sería bueno, excelente, construir algo como Europa sin pasar por dos guerras mundiales y un Plan Marshall. Vamos, un gran proyecto donde TODOS fueran escuchados e incluidos y se decidiera de manera consensuada. O donde por lo menos, ya te hubieras sentado con los fuertes del otro bando, así como hizo Lucky Luciano cuando se juntó primero con Salvatore Maranzano para terminar con la Guerra Castellamarese eliminando a Joe Masseria. (Por si le interesa, después también le dio chicharrón a Maranzano y junto con Meyer Lansky gobernó el crimen organizado por los próximos 40 años).

 

Pero algo es seguro. Lo peor que puede hacer nuestro béisbol, es quedarse como y donde está. A veces, también es cierto que hay que atreverse y parece que este amigo tiene el respaldo y los “tompiates” suficientes para ello. Como le digo, esperemos que termine siendo para bien.

 

Críticas, comentarios, su valiosa opinión o una muy merecida mentada de madre, la atiendo con gusto por Twitter en @Alfonsolanzagor.