A LA PRIMERA PITCHEADA

COLUMNA BÉISBOL PEQUEÑO

Por Arturo de la Mora Y.

Hitter12 de Octubre de 2016- Después de esperar tanto tiempo el turno ha llegado. El bateador se dirige al home plate y ocupa su posición. En su mente va programado para ser paciente,dejar pasar la primera pitcheada y no “embarcarse” con ella. El pitcher inicia su movimiento para venir a home e inesperadamente el bateador cambia de decisión y le tira a la bola. Conecta un batazo flojo e inofensivo y se convierte en out. Llega arrepentido por haber regalado su oportunidad. ¿Cuántas veces ha visto esto?

 

La situación anterior se agrava cuando el momento del juego es crítico. Esto provoca disgusto en todo el equipo, sobre todo cuando la indicación era “esperar”. La clásica instrucción de “tírale a la buena” debería complementarse con “pero no a la primera”. Hay quienes recomiendan nunca “irse con la primera”. Otros opinan que el bateador no debe “dejarse pitchear”, que hay que ser agresivo y aprovechar el lanzamiento que venga “por ahí”, sin importar que sea el primero. Estos últimos dicen que en ningún lado está escrito que se debe dejar pasar la primera pitcheada.

 

La primera pitcheadasignifica esa “primera oportunidad” que siempre se presenta en nuestra vida. Muchos deciden dejarse pitchear, es decir, esperar más opciones que seguramente vendrán.  Para algunos es casi una “regla de cortesía” esperar el primer strike. Aun estando en cuenta de dos bolas sin strikes y con gente en base, muchos bateadores lo acostumbran y se justifican con que batean más “a gusto”. Regularmente es más perdonado un bateador al fallar si esperó al menos un strike.

 

Dejarse pitchear es una estrategia muy usada. Por años he sido testigo de las frecuentes críticas que se hacen a los bateadores cuando fallan el primer lanzamiento y se convierten en out. No sucede lo mismo si se conecta batazo de hit. Cuando eso sucede nadie se acuerda que se le tiró al primer lanzamiento.También conozco muchos bateadores que son presa fácil si no ponen en juego la primera pitcheada.

 

Batear primera pitcheada es complicado; no cualquiera lo sabe hacer bien. Son muy pocos los bateadores que dominan esta práctica y rompen con esa creencia de que esperar es mejor. Y todavía son menos, aquellos que mantienen un buen porcentaje de bateo siendo bateadores de primer lanzamiento. Cuando se deja pasar la primera pitcheadaes común sentir que era la única que venía “por ahí”. Ellos defienden la postura que la primera es la más “bonita”.

 

Los buenos bateadores que conozco son pacientes y selectivos. Por lo general el que es selectivo debe ser paciente, si no es así se va con lo que le ofrezcan, como se dice en el béisbol. Los que son pacientes, en ocasiones, no son selectivos y le hacen swing a lanzamientos malos.

 

Beisbolísticamente he sido educado a esperar la primera pitcheada. Admito que no puedes ser “lineal” todo el tiempo y debes saber atacar el primer lanzamiento pues hay momentos donde se ocupa aprovechar que los lanzadores entran al home de manera más cómoda. He aprendido que hay que lograr un balance entre esperar y dejarse pitchear pero admito que esto no es sido fácil.

 

Le recomiendo que su niño aprenda a esperar el primer lanzamiento pero también a “jalar del gatillo” cuando se ocupe traer carreras a home. He observado que es más fácil enseñar a un bateador paciente a atacar la primera pitcheada que un bateador desesperado aprenda a dejar pasar el primer lanzamiento.

 

En conclusión, no es malo tirarle al primer lanzamiento pero no conozco a un bateador que sólo batee esta pitcheada. El béisbol es tan caprichoso que quien batea la primera pitcheada, generalmente, sale “a las manos”, es decir de frente al fildeador.

 

Y usted, ¿le gusta tirarle al primerlanzamiento?