BÉISBOL PEQUEÑO

Por Arturo De la Mora

Coronando28 de Agosto de 2016- Pasó el periodo vacacional y con ello una gran cantidad de torneos infantiles donde algunos equipos lograron coronarse; los demás se quedaron en el “otro dugout”. Fue grande y duradero el festejo por el logro obtenido pero es importante regresar pronto al campo a enfocarse de nuevo en la meta siguiente. Retomar pronto la práctica determina un gran adelanto para el siguiente campeonato.

 

Hace años tuve la oportunidad de convivir con el medallista olímpico mexicano Carlos Mercenario durante una visita a nuestra ciudad. Entre sus múltiples anécdotas compartió una muy especial. Comentó que tras su llegada a nuestro país y tener grandes recibimientos después de obtener su medalla en Barcelona 92 un día muy temprano, antes de amanecer fue alguien a tocar su puerta. Era su entrenador de origen europeo.

 

Lo estaba llamando para verse en la pista en unos minutos ya que el nuevo ciclo olímpico ya había comenzado. Carlos compartió esta vivencia como una gran enseñanza ya que una de las exigencias de su entrenador era precisamente no quedarse a vivir en el festejo y dedicarse lo antes posible en los planes.Reconocía que eso le quedó muy grabado: “la competencia del próximo año comienza al día siguiente”.

 

Considero que nuestra cultura se caracteriza por encontrar siempre un buen motivo para festejar, y vaya que lo hacemos bien. En parte, esta forma de ser nos afecta pues en un buen número de casos dejamos correr el tiempo y tenemos que “acelerar” nuestra preparación justo cuando la competencia está a meses de iniciar, si no es que a semanas, ya no digo a días. Todo esto se debe a nuestra clásica forma de pensar: “Al cabo, tenemos tiempo”

 

Sin duda, muchos de los equipos que no obtuvieron triunfos ya iniciaron sus prácticas buscando afinar esos detalles que no les permitieron lograr lo deseado.Se espera que los campeones también ya estén afilando sus armas para los nuevos compromisos. Esto es una guerra que no tiene fin y hay que estar alerta todo el tiempo. No podemos dormirnos en nuestros laureles, como coloquialmente se dice.

 

El mensaje principal en esta ocasión es que es importante regresar pronto al campo a trabajar de forma decidida, inteligente y mejorada. Sí, tal como se han hecho las cosas para obtener resultados sobresalientes. Recuerde, al que madruga, Dios le ayuda.

 

Sin dejar de lado la importancia de los festejos y reconocimientos para nuestros atletas se recomienda que la preparación inicie pronto. ¿Qué tanto es “pronto”?, recuerde la anécdota de Mercenario; pronto puede ser al día siguiente. Así que es importante colocarse de nuevo los spikes y comenzar a trabajar.

 

Muchos de los aspectos que hay que mejorar tardarán meses en verse resultados, aun con entrenamiento diario. Es por ello la invitación.Quienes ya lo están haciendo, y sabemos que son muchos, excelente. Si su equipo todavía no inicia sus entrenamientos, le recomiendo que se comience a mover. No espere a que le toquen la puerta, como compartió Mercenario. Comience ya.

 

En conclusión, tenemos todo el tiempo del mundo pero sólo una fecha compromiso. La competencia del próximo año comenzó al día siguiente de haber obtenido el campeonato.

 

Y usted, ¿qué hace después de un campeonato?