EL JUGADOR UTILITY

BÉISBOL PEQUEÑO
Por: Arturo de la Mora

Oquendo6 de Diciembre de 2016- Recuerdo lo emocionante que era para un servidor ver jugar a José Oquendo, “utility” de los Cardenales de San Luis en los 80´s. Jugaba todas las posiciones y bastante bien. Lo hacía todo y para variar, bateaba de ambos lados del plato. Reconozco que fue una inspiración para intentar jugar varias posiciones. No recuerdo ver otro utility tan completo, valga la expresión. Oquendo es sinónimo de versatilidad. Regularmente en todos los equipos existen este tipo de jugadores.

 

En mi opinión, un jugador “utility” es el que demuestra seguridad cubriendo varias posiciones, tanto en el infield como en el outfield en cualquier situación o tipo de juego. A algunos se les clasifica como tal pero sólo se mueven en el cuadro o en los jardines. En un sentido estricto considero que deberían jugar todas las posiciones, tal como lo hacía Oquendo, quien era pitcher y receptor también.

 

Estos jugadores regularmente se desempeñan en las posiciones donde no están los estelares del equipo. Son poco reconocidos pero de gran valor para los manejadores, quienes regularmente cubren los huecos defensivos con ellos. Si hay un lesionado, allí entra el utility; si hay cambios defensivos en la última entrada, entra el utility, es decir, todo manejador quisiera tener unos tres en su equipo.

 

He visto que estos jugadores surgen por gusto, adaptación y lo hacen de manera natural. Estoy seguro que prefieren cubrir algunas posiciones más que otras. Muchos critican el hecho de que haya jugadores que “jueguen de todo” pues manifiestan que deberían especializarse en una sola posición. Considero que lo importante no sólo es cubrir todas las posiciones sino hacerlo bien.

 

Recuerdo que el juego estaba muy ajustado en la última entrada. Mi manejador se enteró que yo jugué catcher la temporada anterior. Entré a cubrir esa posición. Fui a coordinarme con el cerrador con las señales y regresé a mi posición. Tras aceptar la señal, presentó bola y rompió contacto. Se repite la señal y acepta de nuevo pero rompe una vez más. Con el guante me llama y se acerca para comentarme que debía moverme del home, que no debía quedarme “sobre el plato”. Vaya forma de aprender en el mismo juego.

 

Esta es una anécdota muy especial pues algunas cosas las aprendes sólo en el mismo juego. Reconozco que la posición de catcher, en definitiva, fue sólo una inquietud pues honestamente apenas aprendí lo básico pero no creo nunca haberla dominado, sobre todo tratándose de bloquear los “piconazos”.

 

En las ligas infantiles es común que los niños cubran dos o tres posiciones. Cuando usted le pregunta a un niño sobre cuáles son las posiciones que juega seguramente le contesta “soy pitcher y tercera”. Aunque se quiera evitar, tal parece que es algo “natural” en los niños (cubrir varias posiciones) y en contadas ocasiones buscan establecerse en una sola.

 

Soy de los que piensa que un niño debería ir a una escuelita de béisbol a “aprender a jugar béisbol”. Analice qué engloba esta expresión. Entonces, ¿no debería el niño aprender y practicar los fundamentos de todas las posiciones?, ¿por qué “limitarlos” a una posición? Hago estas preguntas por la misma inquietud de los niños por probar varias posiciones. Lo triste es que muchos jugadores ocupan determinada posición por imposición, no por vocación.

 

Por experiencia propia, le recomendaría permitir a su hijo ser utility y conozca todas las posiciones. No descarte que nazca el gusto por una en especial o sorprenda por una gran adaptación a cada una de ellas.  Si se agrega que el utility es buen ofensivo sus posibilidades de jugar aumentan.

 

Concluyo que un utility tiene la ventaja de disfrutar más del juego por hacerlo desde varias posiciones, además de acumular muchas experiencias por la naturaleza propia de su “posición” pero sobre todo que cualquier manejador desearía contar con varios en su equipo.

Y a usted, ¿le gustaría ser “utility”?