josecarlosEL RINCON BEISBOLERO / Por Jose Carlos Campos
Beisbol bajo analisis, Sin Censura. Lo veraz no quita lo decente. Respeto de ida y vuelta. Twitter @elrinconbeisbol

VÍCTOR ARANO, ARROZ EN EL DESIERTO

RINCÓN BEISBOLERO

Por: José Carlos Campos

 

Arano14 de Septiembre de 2017- Víctor Arano probablemente sea la noticia del año en el béisbol mexicano luego de su presentación en Ligas Mayores con los (muy malos) Filis de  Filadelfia. Por cierto, dos primeras actuaciones en las cuales se ha visto muy bien, ha lucido, y que hace pensar que en este joven veracruzano se puede tener a otro ligamayorista mexicano duradero y exitoso.

 

Se festeja la llegada de otro mexicano al llamado “Big Show” pero al mismo tiempo da pie para cuestionar si la detección de talento nacional va en retroceso. Conste, no hablamos de “desarrollo” luego de que el término ha sido choteado (“prostituido” es fuerte) por los clubes y organizaciones que presumen de ofrecerlo aunque no lo den.

 

Arano, que ha actuado en dos temporadas en la Liga Mexicana del Pacífico con los Yaquis de Ciudad Obregón, debutó a los 19 años en la LMP. Fue vendido en 2013 (a los 17 años) a los Dodgers de Los Ángeles luego de que presuntamente, los Diablos Rojos lo negociaron tras agazaparlo en su academia de Oaxaca, muy al estilo de lo que hicieron con Roberto Osuna.

 

Que los Dodgers lo hayan enviado a la liga de Novatos en 2013 y a clase A en 2014 nos revela “el desarrollo” del que se ostenta le dio el béisbol mexicano. Ni caso tiene decir que quien lo firmó fue el mismo que ha vivido del embuste de que firmó a Fernando Valenzuela.

 

Pitcher con tres lanzamientos premier (recta promedio 93 millas, slider y cambio de velocidad), su proyección a futuro es que con los Filis, organización a la que llegó en 2016, lo puedan tener como preparador o incluso cerrador en unos años más.

 

Suerte para este joven veracruzano.

 

¿LOCALES?- Así como Arano, varios prospectos más a quienes se les ofrece un sitio donde “muestrearse”, donde poder mostrar que lanzan duro, batean fuerte y fildean bien. Del resto que se encarguen los gringos. Eso es hasta hoy el “desarrollo a la mexicana”.

 

La pregunta que surge es ¿y qué pasa con los muchachos que no tienen para llegar a Estados Unidos? ¿De dónde se está alimentando el béisbol mexicano para sí mismo?

 

Uno ve como año con año, las ligas nacionales parecieran no crecer en número de novatos, aún teniendo ligas como la Norte de México en donde, se presume, juegan los mejores jóvenes de cada organización de LMB. Pero mayoritariamente, lo que está llegando de LNM a LMB son extranjeros. Al menos en los dos últimos años así ha sido.

 

En este 2017, encontrar al novato del año en verano quedó en elegir entre Ricky Rodríguez y listo, muchacho mexicano formado en Estados Unidos que jugó como primeras base de los Pericos de Puebla. ¿Y el resto de “promesas”?

 

Vivimos ya los efectos de esas “rastrillada” que se ha dado en territorio nacional, de esa voracidad por encontrar el talento que se cotice en dólares y que salve economías mermadas por los pocos patrocinios y las pobres asistencias. El “desarrollo” ha sido paradigma engañabobos, mentira que se justifica en el “invertimos mucho” y cuyos resultados se notan en una academia que como la de Ciudad de El Carmen, no ha producido nada para poner en  marco. Sus generaciones pasan de noche. En cambio, los adeudos de las cuotas crecen.

 

Fundada en 1996, a dicha academia le han tratado de endilgar milagros que no ha forjado. Más de 20 años de existencia, varias generaciones de “alumnos” y muy poco que recordar.

 

Para la anécdota y lo risible que en 2015 se dijera, en el más puro “LMB style”, que ahí se “forjaron” Roberto Osuna, Arnold León, Rafael Martin y Manny Bañuelos.

 

Anclados en su dogma, no se ruborizan al hace r reproches. Acusan a la LMP “tú no desarrollas” pero a la vez advierten “nosotros somos lo únicos que exportamos”.

 

Mentira que se hizo parte del cinismo crónico e histórico.

 

RACHOTA- Los Indios de Cleveland ganando 21 juegos al hilo, hito en la Gran Carpa y como para de una vez poner a los actuales subcampeones de las Mayores como grandes favoritos no solamente para ganar al título de la Liga Americana sino también la Serie Mundial.

 

Porque hilvanar una racha así no cualquiera. Pocas veces en la historia se ha visto y como que ya es hora de darle al cuadro de Terry Francona los blasones que aún hoy le regatean.

 

Y ya ni decir de cuando los hoy maltrechos Atléticos de Oakland ganaron 20 al hilo en 2002, incluso teniendo como gerente general a Billy Bean. Por eso fue hazaña.