josecarlosEL RINCON BEISBOLERO / Por Jose Carlos Campos
Beisbol bajo analisis, Sin Censura. Lo veraz no quita lo decente. Respeto de ida y vuelta. Twitter @elrinconbeisbol

LMB EN LA ENCRUCIJADA

RINCÓN BEISBOLERO

Por: José Carlos Campos

RINCON LMB29 de Septiembre de 2016- Fue un momento que para algunos era esperado: se levantaron de la mesa Carlos Peralta, Alfredo Harp y José Maiz. Tigres, Diablos y Sultanes tuvieron el pretexto y la ocasión así sea que tal vez no la razón. La Liga Mexicana de Beisbol se cimbró, golpe directo que acalambra y que entumece a un circuito que urge salir de su casi esclerótica situación. Ha llegado el cisma.

 

La del martes ha sido uno de los eventos más penosos, y absurdos, en la historia del viejo circuito. Los socios se comportaron como enemigos. No supieron comportarse como asociados de una empresa en común que la LMB.

 

Mucha cosas no llegan a entenderse de estos penosos incidentes y tal vez lo obligado sea regresar al comienzo: si en la asamblea en donde se aprobó la libre contratación de jugadores de doble nacionalidad la votación tuvo 14 de 16 votos a favor, ¿cómo es que ahora el grupo “Juan Escutia” quiere sus votos de regreso? ¿Por qué?

 

El grupo Tigres-Sultanes-Diablos hoy invoca el “nacionalismo” como argumento para sostener su postura pero hace seis meses, apenas Tigres se había opuesto. ¿Qué fue lo que cambió su manera de ver las cosas? ¿Hace seis meses no eran tan nacionalistas?

 

No nos hagamos tontos: esta situación de divisionismo no llega por el tema doble nacionalidad sino es reflejo claro de la abierta lucha por el poder, por el control de la liga, por la hegemonía de la misma. La llegada de los peloteros de doble nacionalidad tumbó el negocio que representa el acaparamiento de peloteros nativos y, ergo, su posterior exportación.

 

Ahí está, reiteramos, la esencia del conflicto.

 

EXCESOS- Los ánimos se exacerbaron, se hicieron estallar y por los excesos verbales, así sean natural escuchar a Pepe Maiz despotricando o a Roberto Mansur con el discurso que hace 30 años se le aplaudía. Anquilosado y autoritario.

 

Que si se esperaba una reducción de equipos, esta llegó por donde menos se esperaba. El grupo “Escutia” (Tigres-Sultanes. Diablos-Guerreros) salieron de la asamblea anunciando que se iban de la liga. Eso lo tiene grabado el otro grupo, consta en actas, lo afirmó el propio Plinio Escalante. Se vale crear escenarios imaginando 12 equipos en 2017, los protagonistas de este bochorno lo propician.

 

Momento del encontronazo que llegó momentos después de otra decisión absurda como lo es haber aprobado el segundo ”combo” de multipropiedad. Vaqueros-Laguna ya son “hermanos” de los Leones de Yucatán. Más dañino esto que la libre firma de peloteros de doble nacionalidad. Y aún falta lo de los equipos subsidiados.

 

Otra vez lo de fondo: el eje Uribe.Arellano-Benavides se rebelaron contra el viejo esquema, proponen un nuevo régimen, guiada por visión de negocios y encuentran la natural resistencia de quienes están anclados en el sistema del que sacaron todas las ventajas posibles. Oponerse era para Tigres-Sultanes-Diablos era casi una obligación.

 

Sí, los tiempos de Alejo y de Treto ya se fueron. Hoy soplan otros vientos.

 

FÓRMULAS- Dentro de las muchas cosas que se han dicho y leído, pocas cosas tan sensatas como las que dijo Plinio Escalante: “es hora de ver por el negocio”. No más filantropía que forzaba caravanas, no más monopolios protegidos, no más la mentira del “desarrollo.

 

En el seno de este esquema, la visión de que entre los socios, hay algunos más iguales que otros, a esos que se les ve de arriba abajo. El “no más” irrumpe y se vuelve un “ya basta”. Plinio tiene razón.

 

Va a ser complicado que el grupo “Escutia” compre esa nueva realidad, muchos de caciquismo, mecenas y manipulación de reglamentos. La nueva realidad es parte de las “babosadas” que Roberto Mansur no quiere escuchar. Duele saberse entre las bases, no en la cúspide.

 

Nadie dice que el otro grupo de hermanas de la caridad. De una manera u otra, ya pagaron su cuota de ingenuidad y ahora pueden ser tanto o más mañosos que sus ahora antagonistas. Al menos, se les reconoce, quieren una liga rentable, un “producto” que se venda y no que se regale.

 

Una paisa: qué estarán pensando los patrocinadores, si existen, de todo esto? ¿Cómo explicarle a los aficionados que este es un golpe bajo al beisbol de verano? ¿Cómo explicar que en la LMB hay quienes se oponen a un régimen institucional y más allá, que rechace acatar lo que la constitución mexicana mandata?

 

El grupo “Escutia” ya no quiso jugar, la pelota era suya, se la llevaron y a otra cosa mariposa. Puede y se equivoquen porque el otro grupo ya tiene otra pelota. Pueden seguir adelante sin ellos.

 

¿SOLUCIÓN?- El plazo fatal es el 15 de Noviembre, ya no hay más allá. ES hora de negociar y ello será con márgenes muy estrechos, Escalante Bolio poco puede hacer si desde “ya” uno de los grupos lo ha descalificado como intermediario.

 

Si Tigres-Sultanes-Diablos-Guerrero deciden dejar a la Liga Mexicana de Beisbol, ni modo. Es hora de buscar otros caminos. Se les va a extrañar, luego platicaremos de lo deportivo. Tal vez Carlos Peralta y Alfredo Harp ya no tengan ganas de seguir en este deporte. El primero, desde hace rato que dejó en los gobernadores la tarea; el segundo, ninguna necesidad tiene de aguantar y de batallar. Tiene tres años vendiendo a unos Guerreros que nadie quiere comprar.

 

Lo que sí queda claro es que lo mostrado el martes es que ya es insostenible que los socios de LMB no puedan conciliar sus intereses porque, evidentemente, los que se van creen que hay unos menos iguales que otros. Los “berrinches” no son pequeños cuando la soberbia sufre un revés.

 

Nadie querrá ceder. Ni los del “berrinche” y defensores del viejo régimen ni los que hoy se saben “mandones”. Pedir sensatez, prudencia, ánimo de reconciliación es pedir que renuncien a lo a que aspiran.

 

La Liga Mexicana de Beisbol es hoy una liga hoy en la encrucijada.