josecarlosEL RINCON BEISBOLERO / Por Jose Carlos Campos
Beisbol bajo analisis, Sin Censura. Lo veraz no quita lo decente. Respeto de ida y vuelta. Twitter @elrinconbeisbol

PLAYOFFS, SALVENSE LOS MEJORES

RINCÓN BEISBOLERO

Por: José Carlos Campos

Caeros Win5 de Enero de 2016- Seis juegos realizados hasta ahora que no han desmerecido, cumple la LMP nuevamente con ofrecer lo mejor que puede disfrutarse en México en materia beisbolera y a la par, sosteniéndose lo que para algunos eran apuestas seguras. No se canten loas todavía.

 

Antes de pasar a ese tema, el apretado resumen en que se anotan el sensacional primer juegos Venados-Cañeros de 11 entradas, Jeremy Kehrt y sus 8 entradas de 25 bateadores y dos hits; Roy Merritt y sus nueve ponches en seis dos tercios; la labor de Héctor Velázquez con Mayos de tres hits en siete un tercio y esa fatal cuarta entrada de los Águilas en el segundo juego que terminaron ganando.

 

Todo cabe en las alforjas, todo en estos playoffs invernales que se visten de emoción y que ahora pasan a la fase de drama.

 

Hasta antes de los juegos de hoy, empatadas las series Mayos-Águilas y Naranjeros-Tomateros mientras que Cañeros dominaba 2-0 a Venados. Sobre eso, lo que auguramos viene enseguida bajo la advertencia de no lo que “queremos” sino lo que “creemos”. Aclaración más que necesaria para obtusos y similares.

 

No, no vemos que Cañeros “barran” a Venados en Mazatlán, reiterando que lo bien que se vieron los del puerto en su casa durante la segunda vuelta (12-3) no fue hace años sino apenas semanas atrás. De los seis calificados, nadie como Venados sabe cómo jugar como local y cómo ajustarse al “Teodoro Mariscal”.

 

La serie regresará a Los Mochis.

 

FRONTERA- Más cerrada de lo que se ve la Mayos-Águilas y por las mejores razones. Dos de los tres mejores equipos en contienda, equilibrados, redondeados, que nos late pueden estirar las cosas hasta un séptimo juego. Que si de apostar se tratara, diríamos que de esta serie saldrá el incómodo “mejor perdedor”.

 

Dato que se recuerda: si en el rol regular la tribu solamente ganó dos de nueve juegos a los Águilas, estos fueron créditos para Héctor Velázquez quien ya les ganó uno en la serie. Así entonces, bajo esa lógica vemos regresando la serie a Navojoa gracias precisamente al estelar de los Mayos.

 

Para Mexicali, punto clave será que en su estadio aparezca el bat de su refuerzo Agustín Murillo que hasta ahora no ha gravitado para la causa emplumada.

 

Para Mayos, que si hoy Zack Dodson puede hacer la faena puede y haya forzado la vuelta de tuerca para el eventual regreso a su estadio.

 

REGULARES- En el caso de la Tomateros-Naranjeros, alguien aseguraba que la serie se alargaría pero por las razones equivocadas. Dos equipos que siguen reiterando sus debilidades y por ello “parejos” lo que hace impredecible el eventual desenlace.

 

Aún las seis carreras que anotaron en el segundo choque de la serie, los Naranjeros siguen sin batear.

 

SI su número dos de la rotación, Edgar González, no pudo ganar, parece que a los Tomateros les costará salir adelante ante Juan Pablo Oramas y Pablo Ortega en Hermosillo. El pitcheo de Tomateros, séptimo en rol regular, se sigue mostrando en su nivel.

 

No vemos a esta serie llegando al límite y por lo tanto, de aquí no saldrá el “mejor perdedor”. Que si le fallamos, que nos demanden.

 

IMPASSE- Mientras las emociones a tope en la LMP y la pelota de fogueo que se ve en Liga Invernal Mexicana entrando en su recta final, el beisbol de verano anda en una especie de silencio de esos de lo que dice que preceden a la tormenta.

 

En las redes sociales poco se habla o dice, casi nulas las apariciones de los clubes LMB para anticipar sean precios, cuentas regresivas, contrataciones o anuncios de promociones. Pero a cambio, nada.

 

Parece implícito que este aparente “impasse” queda a la espera de una próxima asamblea que se tenga y en la que terminen de ponerse de acuerdo sobre el tema de los de los jugadores de doble nacionalidad, mismo por el cual se dio el rompimiento de los grupos hoy enfrentados. Lo peor es que aparentemente, nadie ha querido doblar las manos y ceder un poco en su postura.

 

Con ganas de recordarles que este año la situación económica pinta de terror y que el horno no está para bollos. A ver si así, con el susto, le bajan dos rayitas a su plaito.