josecarlosEL RINCON BEISBOLERO / Por Jose Carlos Campos
Beisbol bajo analisis, Sin Censura. Lo veraz no quita lo decente. Respeto de ida y vuelta. Twitter @elrinconbeisbol

CREANDO MILLONARIOS Y DIVOS

RINCON BEISBOLERO

Por: José Carlos Campos

Sale27 de Julio de 2016- El señor no quiso usar un jersey “retro”, se le subió la bilirrubina y sin pena alguna la hizo giras. Ese y otros caprichos se le debían perdonar, habrá pensado, a los millonarios todo se nos disculpa. Pero la jugada no le salió a Chris Sale, los Medias Blancas de Chicago no se la dejaron pasar y multa de por medio, lo dejaron cinco juegos en el banco.

 

No es poca cosa hacer justicia al pitcher más sobresaliente del elenco y mandar el mensaje de que aquí no se trata de “intocables”, tanto así que a los días pusieron a Sale en el mercado, ya se platica abiertamente de que los patipálidos pueden salir de él.

 

Esta posibilidad se convirtió de especial interés por el hecho de que los Dodgers parecen tener interés y en ese caso, estarían dispuestos no solo a abrir la chequera sino a soltar incluso a su joya más preciada, el culichi Julio Cesar Urías.

 

Aquí el tema es cómo el pelotero de la actualidad, el “estelar”, el que se ve arropado por sus agentes y sus respectivos contratos, se da el lujo de comportarse como dueño del show.

 

La falta de humildad no es ciertamente la mejor de sus características.

 

¿CAMBIO?- Mucho han de estar pensando los Dodgers si es que realmente quieren a Sale y que ello los obligue a soltar a varios de sus prospectos ”top”, incluyendo a Urías quien es la joya de su corona.

 

La lesión de Clayton Kershaw, que parece puede y se vaya hasta el año que viene, fuerza una decisión que parece saludable: se traen a Sale para suplirá Kershaw y en 2017 los unirían en una dupla que augura muchos triunfos. Lo malo es que en elo está el sacrificio de soltar a Medias Blancas un brazo que como el de Urías, valdrá en unos años un dineral.

 

Para el pitcher sinaloense la opción no parece tal mala: irse a una organización que posiblemente le permita trabajar más, que le de más innings de trabajo y que lo proyecte para ser ya en 2017 todo un titular, algo que en Dodgers se veía complicado además de lento, según han apuntado no pocos.

 

Por eso es que los adjetivos de “raro” y “lógico” se mezclan indiscriminadamente. Ver al joven mexicano con el uniforme de Medias Blancas produce esa sensación y de eso sabremos de aquí al 1 de Agosto, fecha límite para este tipo de cambios.

 

INVESTIGACIÓN- Que si la situación está crítica para la LMB, más se acentúa luego de darse a conocer la versión que dio a conocer ayer el diario “Reforma” acerca de que la PGR está investigando al gobernador de Veracruz, Javier Duarte, a quien le están atribuyendo adquisiciones entre las que se suponen van los equipos de béisbol Cafeteros de Córdoba y Rojos del Águila de Veracruz.

 

Aquí la cosa va más allá de si el gobierno de Duarte subsidiaba al deporte profesional sino que se acusa al mandatario de haber adquirido los clubes con dinero que, no hay que decirlo, salió del erario.

 

O sea, de fondo, se acusa a que hubo una venta “por debajo de cuerda” de la que no enteraron a la LMB y ese sí es tema que debe ocupar y preocupar al circuito que preside Plinio Escalante. Que si Pepe Toño Manzur hizo semejante trastada se tendrá que aplicar un castigo que contempla, entre otras cosas, la pérdida de la franquicia.

 

Aquí se observa que ya de entrada, así tenga décadas de historia, el club ha perdido valor en el mercado. Se antoja para un posible cambio de manos luego de que ha caído mucho lodo sobre la actual directivo y sobradas suspicacias sobre el papel de Duarte en todo esto. ¿Habrá un valiente que se anime a entrar al relevo?

 

Vaya brete este del Águila, No queda sino decir, ¡tostitos!

 

¿PEREGRINOS?- Para aderezar el pastel, más que interesante las versiones que corren acerca de los Tigres de Quintana Roo, club al que algunos suponen podría regresar al DF para jugar no en el nuevo estadio de Diablos sino en el parque “Fray Nano”,

 

Esta versión anima el cotarro en una ciudad que este año corre el riesgo de quedarse sin playoff luego de la mala campaña de Diablos, que andan buscando siquiera llegar al juego de limbo eliminatorio.

 

Lo malo es que a los Tigres tal parece que nos les gusta jugar sin subsidio de por medio, que si se van al DF el gobierno del “doc” Mancera tendría que aflojar la chequera y late que esto no será tan sencillo. En Quintana Roo, apenas que el nuevo gobernador lo haga a la sorda porque después del asunto Veracruz y con la exhibida a Roberto Borge, también las cosas se ven complicadas.

 

¿No hay quién de posada a estos Tigres peregrinos?