josecarlosEL RINCON BEISBOLERO / Por Jose Carlos Campos
Beisbol bajo analisis, Sin Censura. Lo veraz no quita lo decente. Respeto de ida y vuelta. Twitter @elrinconbeisbol

SERIE FINAL LMB PINTA VERDE

RINCÓN BEISBOLERO

Por José Carlos Campos

PM6 de Septiembre de 2016– La serie final de la LMB quedó definida luego de que los Toros de Tijuana dejaron fuera a los Sultanes de Monterrey en siete muy tórridos juegos. Merecido el que dispute la final el equipo fronterizo que ahora tendrá como último escollo a los Pericos de Puebla, campeones de la zona Sur.

 

Escuadras que se enfrentaron en seis ocasiones durante el rol regular y que arrojó como resultado cuatro triunfos de los Toros por dos de los Pericos. Lo sucedido en playoffs y finales de zona confirman que tales antecedentes solo sirven como lejana referencia pero no apuntalan pronósticos.

 

Buena serie la que ganaron los fronterizos, que se alargó hasta el juego 7 y ahí se rompió la tendencia de que solo estaban ganando los locales. El único triunfo del visitante es el que puso a Tijuana en la serie por el campeonato que inicia este miércoles precisamente en la frontera.

 

Viéndolo el perspectiva, el de Puebla es el equipo “más norteño” de la zona Sur, si nos permiten el juego de palabras. Su estadio, el “Hermanos Serdán” es muy amigable para el bateo, lejos de compararse siquiera con el de Tijuana, así que el orden de los factores en esta serie final se habrá de invertir. Pitcheo en la plaza del norte, bateo en la del sur. (Omítanse menciones a Arjona).

 

Habrá que esperar un mínimo de seis juegos y eso hay que agradecérselo al pasado reciente.

 

DETALLES- Tal vez quedó mejor acomodada la rotación de Toros pero la de Pericos, con tres zurdos al frente (los dos Lara y Blackley) se antoja complicada. Curioso es que veamos una serie en la cual sea el bateo y no el pitcheo lo que marque diferencias.

 

Buenos órdenes al bat, con individualidades interesantes, sobresaliendo Olmo Rosario en la ofensiva de Tijuana, Dustin en el reto que implica encarar a tres zurdos y lo que puedan sumar JG Chávez y Roberto López. Quién sabe si cabe esperar a que Carlos Valencia y Alex Romero se “desamorcillen”.

 

En el caso de los poblamos, Morgan es su hombre para abrir ataques, Tapia y Barton los hombres a cuidar y ver si el Manny Rodríguez decide aparecer. Además, luce mejor la banca poblana.

 

Llegan ambos staffs en ritmo así que las condiciones están dadas para ver juegos no tan “abiertos” y que conforme a lo que vimos en finales de zona, puede que en los bullpens se decidan muchas cosas.

 

Vemos pues seis choques y, lo siento Alex Azuaje, a Pericos siendo campeones. Mejor así, ¿no? Para el discurso final: “against all odds”.

 

IRA- Más que entendible que hayan tomado “mal parado” a Pepe Maiz, con el enojo y la frustración de no haber llegada a la serie final. No es primera ni será la última ocasión que el presidente de los Sultanes haga declaraciones que suenen a berrinche grande.

 

Que si Toros jugó con muchos jugadores de doble nacionalidad más seis extranjeros, eso lo hubiera dicho ganando o perdiendo la serie. Es más, hasta la respuesta que da, que parece fuera de contexto, tiene su razón de ser y porque resulta casi excusatoria: “A Tigres le da 50 millones de pesos el gobierno del estado cada año y a mí no me dan un pinche centavo aquí”.

 

Enchilado como estaba, le preguntaron cómo es que Tigres ganaba campeonatos y Sultanes no, pues le salió del alma gritarlo.

 

SUBYACENTE- Lo realmente importante, lo de fondo, es que en el reclamo va el reconocimiento a que se viven nuevos tiempos en LMB y que éstos ya no los marcan aquel “eje” que integraban Diablos, Tigres y Sultanes. De hecho, dibujó esta confesión al hablar de cómo se aprobó lo de los peloteros de doble nacionalidad.

 

Ya no es aquel bloque que comandaba Roberto Mansur el que impera e impone sino que ahora la batuta parece llevarla esa nueva hornada de directivos que llegaron con billetes y posturas más agresivas. Lo primero hizo que lo segundo llegara fácil.

 

Todo en un marco de una liga con sobrados problemas, atrapada en la urgencia de tomar decisiones para rescatar un circuito que los clubes de dinero requieren estable para no irse con su música a otra parte… o apoderarse de ella, tal y como Pepe Maiz lo está contemplando.

 

Así que nada nuevo bajo el sol. Enojo más que entendible. Lo que sigue es descifrar correctamente el mensaje enviado. Puede que en 2017 la película que se vea sea “El imperio contraataca”.