josecarlosEL RINCON BEISBOLERO / Por Jose Carlos Campos
Beisbol bajo analisis, Sin Censura. Lo veraz no quita lo decente. Respeto de ida y vuelta. Twitter @elrinconbeisbol

SERIE POR EL CAMPEONATO, FIN AL AGOBIO

RINCÓN BEISBOLERO

Por: José Carlos Campos

 

Final LMB4 de Septiembre de 2017- Ha sido la de este año, una temporada de muchos grises para la Liga Mexicana de Beisbol. Señalada por un mini-cisma en la víspera para al final llegar adonde empezaron: los reproches por un tema que die lugar al divisionismo. En medio, más allá de lo poco deportivo, cual si fuera la nota principal, el cambio de presidente y la propaganda anexa.

 

No, no ha sido esta la mejor de las campañas de verano, ni de lejos, que llega a su cierre en medio de la expectación que causa la repetición de la serie final de 2016, entre Pericos y Toros, tras un rol regular que parece fue hace mucho. Temporada larga, extensa, que deja en el camino muchas cosas que deberían ser irrepetibles.

 

Al aficionado no se cumplió en diversos aspectos, no mejoró el producto y el “gigantismo” cobró la factura al registrarse asistencias que lejos quedaron de celebrarse, aún y que con las registradas en playoffs (más la propaganda en boga) servirán para que el discurso sea de “éxito”.

 

Pericos y Toros llegan entonces para al menos recuperar algo de lo que anda extraviado en la LMB. Dos buenos equipos, embalados, que han hecho lo justo, lo necesario, para repetir su encontronazo del año pasado, el cual fue en favor de los poblanos.

 

Serie final que al menos trae olor a búsqueda de revancha.

 

DUELO-  Los Toros de este año se ven mejor que los del 2016 y los Pericos de 2017 son “diferentes” a los del año del campeonato. Son cuadros con otra fisonomía y en base a ello se debe esperar otro rasgo competitivo y por ende, vaticinios diferenciados.

 

Al menos para nosotros, lo único para tomar en cuenta son las dos series anteriores las cuales ambos equipos supieron sortear.

 

Toros echando afuera a los hermanos mayores de Pericos, los Acereros de Monclova y al “escutiano” club Sultanes de Monterrey.

 

Por su parte, los Pericos primero eliminando a los diezmados Tigres de Quintana Roo y luego, su gran mérito, poniendo fuera del camino a los Leones de Yucatán.

 

Actuaciones solventes de ambos finalistas, con atributos y méritos para aspirar con toda seriedad al título del viejo circuito.

 

En el “face to face”, buenas individualidades por ambas en ambas partes, buenos refuerzos extranjeros y pitcheo que por lo menos a la vista no es “débil” como para no esperar deslucimientos a la hora buena. No aseguramos que en Puebla no se suelten los demonios bateadores pero, insistimos, el pitcheo por lo pronto no es de esas dimensiones de inseguridad.

 

VATICINIO- Tanto Toros como Pericos son buenos como locales así que la definición estará en quien pueda actuar mejor como visitante. Pericos tendrá a su favor que ya en su casa, no les lanzará Alex Sanabia, quien en dos ocasiones les ganó en el rol regular, una de ellas precisamente en Puebla.

 

La mejor apuesta para los Toros será que su bateo no se les caiga, que no llegue uno de esos imprudentes “slumps” que surgen a la hora buena. En ese tenor, más vale que ahora sí el bateo oportuno se les de, Pericos no es un equipo que sepa perdonar.

 

Y para los verdes, mientras menos tengan que usar a su bullpen, mejor para ellos. Aperturas de sus abridores de al menos seis entradas serán  de gran ayuda porque en el terreno relevistas, no son la divina envuelta en huevo.

 

Vemos serie larga, no creemos que termine en Puebla sino que será en Tijuana donde se concluya todo en seis o siete juegos. Así, quien gane el que juegue mejor.

 

Por cierto, nerviosos los conspicuos colegas a quienes urge ya el VTP de la final, los que hacen maletas a toda prisa esperando el trato de div@s en las plazas aunque lo suyo sea el boletín, el copy paste y el gran universo de los ligares comunes. Las infaltables selfies al calce y el “yo siempre dije que serían campeones”.

 

Lo que sí es que ojala sea una serie por el campeonato que valga la pena y que sea digno colofón para una temporada por muchas razones se hizo olvidable.

 

OMISIÓN- “Curioso”, por decir lo menos, el silencio de LMB ante el caso de Ronnier Mustelier y los Leones de Yucatán.  El cubano no jugó el último de la serie ante Pericos luego de que Migración halló que andaba jugando (permiso de trabajo) con papeles de otra persona.

 

Se recordó el caso de cuando los Piratas de Campeche trajeron al cubano Alfredo Despaigne pero con un pasaporte dominicano más chafa que una pelea de los hijos de JC Chávez. En ese entonces hubo sanciones y toda la cosa.

 

Ahora, nadie vio, nadie escuchó y nadie dice nada.

 

¿Quién en la liga, desde las oficinas, es el encargado de verificar estos asuntos? ¿Quién dio “luz verde” a estos documentos irregulares? ¿Fue el mismo o los mismos que en 2014 dejaron que Despaigne jugara como dominicano?

 

Claro está que ahora que el día 13 de este mes inicia el “salinato” se dira que “esa fue bronca de Plinio”. Y sanseacabó.