josecarlosEL RINCON BEISBOLERO / Por Jose Carlos Campos
Beisbol bajo analisis, Sin Censura. Lo veraz no quita lo decente. Respeto de ida y vuelta. Twitter @elrinconbeisbol

LLEGA EL TORNEO DE CLAUSURA 2018 LMB

RINCON BEISBOLERO

Por: José Carlos Campos

estadioDF2 de Julio de 2018- Mañana martes abre el torneo de clausura de la Liga Mexicana de Beisbol 2018, la segunda temporada del año y que en su torneo de apertura arrojó a los Leones de Yucatán como su equipo campeón. El de clausura inicia como el primero, bajo los auspicios del “beneficio de la duda”.

 

Por más que se pretenda irse al extremo de calificar como “éxito” a la primera de la temporada del año, incluyendo el extremo de un presunto “boom” en las asistencias y una sobreexposición mediática a la que no se le encuentra el impacto, queda en reserva si este segundo capítulo de la LMB del 2018 logra “prender” y hacer un real impacto.

 

Nos quedamos con lo del beneficio de la duda aún y que en la parte deportiva el escepticismo sea fuerte. Nos sostenemos en nuestra creencia de que no habrá sorpresas ni manotazos en la mesa por parte de equipos que en los primeros meses no dieron de qué hablar. Ojala, por el bien de la liga, que lo viene ahora no sea una vil copia de lo que se vio en el torneo de apertura.

 

Hubo una pausa de mes y medio en lo que los clubes eliminados pudieron reforzarse y ajustar líneas, es espacio de maniobra fue reducido y no creemos que se hayan logrado giros de tuercas. Dicen, por ejemplo, que los Tecolotes de Dos Laredos se armaron “grueso”. Que si eso sirve al menos para vender más butacas, bienvenido el esfuerzo. Pero de eso a verlos brincar de sotaneros a calificados apenas bajo el máximo “beneficio de la duda”.

 

¿ANÁLISIS?- En apego a lo anterior, y contrario a la traición, la segunda temporada LMB en el año no mueve ni motiva a un intento siquiera de análisis o vaticinio. Lo que parece más lógico es sostenerse en lo que vimos en el torneo de apertura.

 

Así, van de nuevo Sultanes, Toros, Acereros y Rieleros al frente esperando que salte la liebre deentre los otros cuatro competidores, que alguno de ellos se pueda vestir de “caballo negro” y aportar antídoto contra lo muy predecible.

 

En la zona Sur, los campeones Leones, Tigres, Diablos y de nuevo Pericos y Bravos peleando el cuarto puesto. Quisiera uno, en serio, pensar que Piratas, Olmecas y Guerreros se verán diferentes. Aplicaríamos la del “Chicharito”: hay que imaginar cosas ingonas.

 

No hay tiempo ni elementos para más. Será finalmente una temporada de más de lo mismo y en donde ojala, los hechos sean lo que hablen y no las estridencias que surgen desde las oficinas de la liga.

 

FIRMAS- Mientras que inició y desarrolló el período de firmas internacionales de Grandes Ligas, lamentarse que no haya en el grupo de dichas firmas ni un solo nombre de mexicanos. Empieza de hecho el período, que ojala y no sea largo, en que el talento no quede proscrito de la lista de países proveedores de MLB.

 

O eso o que surja poderoso el fenómeno de peloteros jóvenes nativos que firmen directamente con clubes ligamayoristas, opción totalmente válida luego que se desde la oficina del comisionado Manfred se sentenció la liquidación del monopolio exportador autoadjudicado hacia sí misma por la LMB.

 

Y que luego no digan que es sorpresa: la CONADE ya surgió como opción para que desde ahí se originen movimientos, recordemos que el talento detectado por el organismo no tiene nexo alguno con el profesionalismo así que nadie alce las cejas si surge el anuncio de firmas directas. Aclarando: todo el dinero que exista será enteramente para el pelotero.

 

Tiempo al tiempo.

 

VÍSPERA- Ya pueden irse armando las quinielas acerca de para cuándo se hará el anuncio de que el encargado de lanzar la primera bola de la temporada 2019 de la LMB en la ciudad de México será el próximo presidente de la República.

 

Esto, luego de que los Diablos estrenarán estadio y pues la oportunidad la pintan calva. La estridencia se asoma, ¡el Peje y la primera bola!. Dicha completa, se dirá, cual si fuera crónica anunciada.