josecarlosEL RINCON BEISBOLERO / Por Jose Carlos Campos
Beisbol bajo analisis, Sin Censura. Lo veraz no quita lo decente. Respeto de ida y vuelta. Twitter @elrinconbeisbol

LA LEYENDA DEL DIABLO MONTOYA

RINCÓN BEISBOLERO

Por: José Carlos Campos

 

Diablo124 de Enero de 2018- Lamentable el fallecimiento de Ramón “Diablo” Montoya, gloria auténtica del béisbol mexicano y pelotero que desde su retiro se había convertido en una de esas leyendas tan mal contadas en nuestra pelota.

 

Relatar sus glorias luce escaso ante una masa crítica de aficionados que ha aprendido a relatar la historia a partir de lo que ha visto, no de lo sucedido en un pasado que como lo hizo el “Diablo”, ayudó en mucho a engrandecer.

 

Verlo jugar era una delicia. Pelotero intenso, entregado, que no escatimaba nada para agradar y buscar el triunfo. Era hábil y oportuno con el bat, de manos ágiles pero la mayor grandeza fue su guante, la manera cómo se desempeñaba en el jardín central, posición en la que muy pocos mexicanos han sobresalido (Manuel Ponce, Gonzalo Villalobos, Daniel Fernández entre los referentes que recordamos).

 

No, no fue pelotero “fino”, “elegante”, sino más bien prototipo del pelotero de sus épocas, fajador, luchador de cada out y que hacía desquitar el boleto de entrada que pagaba el aficionado con actuaciones destacadas.

 

Su partida física es triste, lamentable. Ojala y que muy al estilo, el béisbol mexicano no lo olvide y no use su recuerdo para la gloria propia y no para la del personaje.

 

Descanse en paz.

 

ADENDUM- La grandeza histórica de Ramón Montoya no radica en que haya Diablo2jugado con los Diablos Rojos del México y que este club aparezca hoy como uno de sus deudos.

 

Adjudicarse una especie de “derechos reservados” sobre la figura de tan emblemático expelotero es parte del paisaje urbano en nuestro béisbol, así que nada de qué asombrarse. En todo caso, recordar que el “Diablo” paseó su grandeza en plazas tanto del verano como en invierno en donde, para no variar, también se hizo ídolo.

 

En todo caso, vale la pena por hacer el esfuerzo de recordarle al imaginario colectivo que hay un pasado que merece ser recordado, lleno de ídolos y figuras que como Ramón “Diablo” Montoya, traspasan tiempos y circunstancias.

 

Descanse en paz uno de los más grandes.

 

FINAL- Redactando previo al cuarto juego de la serie final de la LMP y recordando que los juegos número cuatro suelen ser los claves en las series de postemporada. Del resultado de anoche dependería lo que al final será el resultado de qué equipo será el campeón de la pelota invernal.

 

Hasta hoy, la serie por el campeonato va caminando sobre los rieles de la lógica. Nada de qué asombrarse luego del triunfo de los Mayos de Navojoa en el tercero de la serie, mostrando dejos de una reacción luego de su mal desempeño jugando en casa. Para los Tomateros de Culiacán, mantenerse en la apuesta a su pitcheo y los chispazos que puedan tener a la ofensiva en un estadio que deben aprovechar.

 

Hasta ahora, ambos equipos han cumplido al protagonizar un intenso duelo por el título, con muy buenas jugadas a la defensiva y sobrados momentos de emoción que han logrado que el drama permee en los tres juegos celebrados.

 

De lo individual platicaremos luego porque nadie hasta ahora, salvo Anthony Vasquez, ha podido resaltar de manera extraordinaria.

 

Serie por cierto que cierra el lapso estelar del año beisbolero: serie final LMP-Serie del Caribe, aunque al mencionar lo anterior le duelan los callos a algunos.