PROPAGANDA: LMB SE ALOJA EN HOGWARTS

RINCÓN BEISBOLERO

Por: José Carlos Campos

 

Oax221 de Julio de 2017- Hay que reconocer y ponderar los esfuerzos realizados en la Liga Mexicana de Beisbol para mutar de súbito, de la información a la propaganda. Más aún, han logrado vía este medio hacerse de publicidad gratuita no por lo que están haciendo o logrando sino por lo que pretenden hacer.

 

Aquí el mérito es para Javier Salinas, el presidente electo de la LMB, a quien hoy algunos quieren ver como émulo de Harry Potter: a base de magia pura quiere sacar a la liga de la crisis que está padeciendo. Lo sabemos, el “sombrero seleccionador” no se pudo equivocar.

 

Hablar de crisis no es extremo, es visible aunque no reconocida. La temporada 2017 languidece para ser recordada como uno de las más “singulares”, dañada en su parte deportiva (la zona sur como epítome), la parte administrativa en zona de conflicto (solo 7 clubes en aparente bonanza) y en la parte comercial muy castigada, apenas salvada por esfuerzos individuales de los propios clubes.

 

Pero Salinas ha convertido de repente a la LMB en el mundo mágico de Hogwarts, lo suyo parece cosa de hechicería, tanto así que pareciera que su propaganda hace que se vislumbre que con tan solo dos o tres pases de la varita mágica se solucionarán todos los problemas de la liga.

 

Acto uno: anuncio de que se jugarán dos torneos en 2018 y eso resolverá la ausencia de aficionados en los parques, de patrocinadores y de dinero en las arcas de los clubes. Beisbol casi todo el año porque el público lo aclama, porque así lo han de haber expuesto esas grandes audiencias que hoy están poco alejadas de los parques de pelota.

 

Así, pensando claro a largo plazo.

 

FELICIDAD- Nadie critique que en este mundo paradisíaco que promete LMB haya prietitos en el arroz: Puebla se quiere ir tal vez a Nuevo Laredo; Veracruz pretende mudarse adonde un gobernador les regale el generoso hospedaje; en Saltillo los aficionados casi exigen la salida de la directiva; los Tigres de Fernando Valenzuela arrastrando el prestigio; en Tabasco ya no quieren queso sino salir de la ratonera.

 

Pero nada importa, Harry Potter está aquí.

 

La propaganda dice que los peloteros están “contentos” por la medida de los dos torneos y puede que aquí la magia sufra un revés. Los jugadores serán obligados a firmar contrato por esos dos torneos (de tres meses de rol regular más un mes de postemporada cada torneo) y quien no lo acepte no será contratado. Pensemos que habrá equipos que no califiquen en ninguno de esos dos torneos.

 

Y como la LMB no quiere que “sus” peloteros jueguen en invierno, están condenando a que el pelotero deje de ganar sueldo ¡durante medio año!

 

Aquí la propaganda se convierte en embuste monumental y puede que nuevamente estén hirviendo el caldo de cultivo para el revuelo entre su materia prima. ¿Contentos, deveras?

 

El pelotero mexicano ya aprendió a no der “dejado”, a rebelarse y tal parece que se están creando las condiciones para que nuevamente hagan sentir su opinión de manera contundente.

Decía hace unos días el “Abulón” Hernández, “no aprendieron nada de 1980 ni de la ANABE”. La soberbia campea hoy como hace 37 años, a la LMB parece no importarle un carajo su materia prima. En Hogwarts se pasea la fantasmal figura de Alejo Peralta.

 

REPERCUSIONES- Más allá de lo laboral, resulta complicado anticipar juicios sobre lo que no ha sucedido o sobre las intenciones que no se han aterrizado. La LMB está tomando un riesgo de los que muy pocas veces en la historia ha tomado. Por lo menos hasta ahora, todo parece anecdótico.

 

Y es que el jueves del evento propagandístico… perdón, de la asamblea de la liga, el propio Salinas francamente dio un sonoro traspiés cuando al preguntársele sobre qué pasaría con los records declaró que “en el Quién es Quién de la LMB habrá un apartado con los nuevos números para separarlos de los viejos. Los puedes llevar como tú quieras (los récords), juntar los de los dos torneos en uno solo, o torneo por torneo”. Historiadores y amantes de las estadísticas se siguen carcajeando.

 

En lo estrictamente deportivo, cero noticias, cero información. La (ahora) liga de verano-otoño promete más béisbol, no mejor béisbol. Nadie dijo que habrá un producto mejorado, solamente que habrá más producto, guste o no guste.

 

Como la mamá con el hijo enfermo, dándole la medicina: “te la tomas o te la tomas”.

 

CONFRONTACIÓN- En todo esto, para lamentarse, el aferramiento de algunos a “celebrar” la nada, al ver en estas intentonas un “aniquilamiento del rival”, en este caso la Liga Mexicana del Pacífico,  circuito al que, dicen, “obligaron a verse ya como parte del béisbol de verano”. La estulticia en apogeo.

 

Otros, influenciados por la soberbia del momento, incluso sentenciando que en 2018 será la última Serie del Caribe que se celebra en México. Sí, la cosa es contra Voldemort el “el señor tenebroso” o ya tropicalizado, el petate del muerto. Como si la sombra del invierno provocara temores.

 

Será que en estas intentonas de LMB hay aromas a “dominancia”, palabra que se asocia con monopolios los cuales están prohibidos en México. No vaya a ser que desde el Congreso de la Unión se den cuenta y el júbilo se convierta en velorio.