¿A QUIÉN SIRVE ACADEMIA CONADE?

RINCÓN BEISBOLERO

Por: José Carlos Campos

 

Academia Canade31 de Julio de 2017- Más allá de los callos que esté pisando o los intereses que pueda estar afectando, nos parece un muy buen proyecto la llamada “academia CONADE”, que en mucho viene a ayudar a que ¡por fin!, se haga realidad el hasta hoy inexistente concepto de “desarrollo” que han tratado sin éxito hacer creer que es realidad en el béisbol mexicano.

 

Bajo ese persistente mito, han hecho creer que lo que se vende a Estados Unidos es producto acabado siendo la verdad que el 99 por ciento de esas ventas son de materia prima recién cortada del árbol, mucha de ella más verde que madura.

 

Ahí tiene a los Toros de Tijuana en auge, exportando más que nadie pero bajo la premisa de la propaganda antes que la información. Vía tuit dicen “¡Tres prospectos formados en nuestra academia van rumbo a @LasMayores tras firmar con @cachorros!”.

TOROS PROPAG

 

Cuidar un poco más el lenguaje y el contexto hubierfa sido lo ideal. Si excelente el hecho, mucho el riesgo por no comunicar adecuadamente. 

 

La Academia CONADE es una idea original de Edgar González, hoy vicepresidente de los Charros de Jalisco y que le fue “comprada” por Alfredo Castillo. La tesis convenció de inmediato: trabajar viendo hacia el futuro.

 

¿Ve usted? Los muchachos egresan de su academia, nunca han jugado profesional y ya los anuncian que van (arroba de por medio) a las Mayores, siendo que lo correcto sería decir que van a Estados Unidos a probar suerte. Su destino mayoritariamente será que los manden a la academia de los Cachorros de Chicago en Dominicana y cuando más, a la liga de Novatos.

 

Así que CONADE parece estar dando un salto más grande al unir “desarrollo” y “fogueo”, tarea que desde lejos se observa ideal y que va apoyada no solamente por recursos oficiales sino por toda una serie de recursos humanos, técnicos y materiales para que su idea cristalice en tonos muy positivos.

 

Esto, les guste a algunos, o no, la gestión de Alfredo Castillo al frente de la Comisión.

 

DUDA- Un requisito que deben cumplir los muchachos (de los 11 a los 16 años) seleccionados, es que para formar parte de la Academia es que no pertenezcan ni tengan lazo alguno con el profesionalismo. Deben llegar “puros” e inmaculados en una estrategia que nos parece la correcta.

 

Por un lado, a estos niños y jóvenes se les busca encauzar para que lleguen a la excelencia vía la debida preparación y afinación de sus talentos. Nada de “eres bueno, te vendo” ni de solo verlos pasare por 6 meses y graduarlos como beisbolistas. Aquí es prepararlos para torneos nacionales e internacionales, algo que debería ser competencia de la hoy desmadejada Federación del ramo, hoy deambulando fantasmalmente entre resabios de un negro pasado y con lastres tan pesados como los cacicazgos que aún privan en Baja California o en Tamaulipas.

 

Ahora bien, aquí es donde surge la pregunta, ¿y luego? ¿Qué será de esos talentos, se les dejará firmar con organizaciones de Grandes Ligas? ¿De quién será el negocio? ¿Le está trabajando la CONADE al monopolio LMB, les está maquilando talento?

 

Porque en este grupo de niños y jóvenes, créalo usted, hay sobrado talento que puede sumar muchos miles de dólares.

 

VERSIONES- Hace unos, uno de los involucrados en el proyecto nos decía que la intención de la CONADE es que los peloteritos hagan “carrera” dentro de la academia, es decir, darles valor agregado para que en un futuro los clubes de Grandes Ligas se acerquen a ofrecer y se concreten ventas. “La mayor parte del dinero sería para el pelotero y apenas una parte para el propio financiamiento de la Academia, entre otras cosas para que nos paguen a los que chambeamos en esto”.

 

De botepronto, nos parece buena idea aunque sabemos que esto pudiera molestar a los clubes de LMB, aun sabiendo que esta idea ha agrado mucho a Grandes Ligas. Preferible para ello negociar casi directamente con el pelotero que a través de un club el cual incrementa el precio de manera significativa.

 

Por otro lado, ¿y el muchacho que no es vendido a MLB?

 

La respuesta es casi para pisar los callos y alborotar las pulgas de los ortodoxos: realizar un draft abierto y público para los clubes mexicanos, en donde se puedan surtir de peloteros ya “hechos” y que puedan sumar a sus listas.

 

Todo esto, como si fuera el mundo de lo impensable o de lo irreal. “Las cosas se están moviendo, ya lo verás”, nos decían.

 

Ojala que así sea y no resulte que al final, el proyecto fue para solamente hacer que el monopolio LMB comparta con muchos el pingüe negocio de la exportación.