BEISBOL: EL RIESGO DE LA XENOFOBIA

RINCÓN BEISBOLERO

Por: José Carlos Campos

 

Pochos3 de Agosto de 2017- De lamentarse que prive hoy en día una aparente corriente de desprecio, o desdeño, hacia equipos que como los Toros de Tijuana, dejan ver en sus roster a un buen número de peloteros de doble nacionalidad. Y es lamentable porque de fondo, el supuesto desprecio se hace crítica al proyectarlos como “extranjeros” y no mexicanos, que así es como debería ser según la Constitución de México.

 

Que si malo este escenario peor es que esta tendencia se exacerbe desde algunos medios de comunicación, agazapando la real intención por hacer una presunta y muy “escutiana” defensa de la estrategia mexicanizadora de los Diablos Rojos del México, que han jugado este 2017 con un roster integrado por solamente peloteros mexicanos.

 

Esto es, son esos medios los que van conduciendo a actitudes del aficionado plenamente xenófobas y no en contra de extranjeros sino de connacionales. Recordemos que este año, y luego del cisma causado al polemizar sobre el tema, la Liga Mexicana de Beisbol acordó que cada club podría firmar sin ningún límite a peloteros que ostentan la doble nacionalidad. Doblaron las manos los ortodoxos, no había otra opción.

 

Así entonces, sobre lo permitido ni quien critique nada, ninguno de los clubes estuvo en desventaja. Diablos y Guerreros no tomaron la opción y los resultados no fueron los que esperaban. Nadie culpe a los otros clubes de “ventajosos”, mejor enderezar la vista hacia quienes apostaron a proyectos que puede y en largo plazo les funcionen.

 

LATENTE-  El tema seguirá ahí, estará presente y puede que el “Salinato” se estrene llevando nuevamente a la mesa de negociaciones el cómo aplicará en 2018 esta medida. ¿Libre contratación, acotarla, eliminarla?

 

Esto se deberá resolver más temprano que tarde porque en la agenda para el año que viene, el de los dos torneos, sobran temas de urgente resolución.

 

No solamente será lo de la doble nacionalidad sino el tema franquicias, de las asistencias, de los dineros públicos, el de las deudas, de las fianzas, de las academias… veremos por donde quieren comenzar.

 

No es por agobiar pero nosotros pensamos que se debe agregar algo más a esa extenuante agenda: cómo hacer para incorporar más talento nacional a los rosters, cómo actuar ante el freno ostensible que se advierte no en la producción de talento sino en la forma en que se está desaprovechando. Y lo que viene parece que no serán soluciones de corto plazo.

 

Hay una ambición desatada por exportar peloteros a USA, como si fuera tarea obligada y no se advierten tareas centradas en rescatar el talento nativo para mejorar rosters. La LMB, insistimos, se viene depredando sola, quedándose sin reservas y en ese tenor, solo Diablos y Guerreros parecen estar pensando.

 

Escenario complicado, ciertamente, pero que debe considerarse luego de que es mejor eso que las rutas hacia la xenofobia.

 

RESPUESTA- No tardamos mucho en saber la respuesta a lo que hace días planteamos acerca de qué intenciones había en el proyecto Academia CONADE. Apenas un día después de los escrito, el director del proyecto Luis Zubieta declaraba para el diario “Mural” de Guadalajara: “vamos a exportar, MLB ya nos aprobó el proyecto”. El golpe se escuchó hasta las oficinas de la LMB en la ciudad de México.

 

Viendo bien las cosas, excelente noticia. CONADE no solamente estará en posibilidades de “desarrollar” peloteros jóvenes (ellos sí) sino que buscará incorporar a esos talentos en universidades de USA, obtener becas académicas y deportivas además de generar que el dinero por concepto de su venta a clubes MLB sean casi mayoritariamente para el jugador.

 

Que si nos preguntaran, el mérito no es para la CONADE sino para el creador del proyecto: Edgar González.

 

OCHO- No se requiere mucho para entender los motivos de la decisión tomada por la Liga Mexicana del Pacífico por cuanto a aumentar este año a ocho la cuota de extranjeros por equipo.

 

No se equivocan quienes piensan que se trata del primer paso para buscar atenuar los eventuales impactos que se tendrían con lo dobles torneos que anuncia la LMB en 2018. ¿Por qué entonces desde este año?

 

La respuesta puede estar en que al menos siete serán los clubes veraniego que desde este invierno ”detendrán” a “sus” jugadores de actuar en la LMP, obviamente vía el expediente de pagarles el sueldo respectivo. Estamos hablando de que Acereros, Pericos, Leones, Vaqueros, Diablos, Toros y hasta Guerreros estarían mandar a un largo descanso a sus “estelares”, sobre todo a los lanzadores.

 

Atentos a esta muy cercana posibilidad, los clubes LMP toman la medida que permite no solo anticipar el movimiento sino mantener el nivel de espectáculo sin gravar sus gastos.

 

Por cierto, estrategia de equipos LMB que puede y no resulte tan efectiva si nos vamos a ejemplos como el de Orlando Lara, a quien los Acereros, a quien la multipropiedad Acereros-Pericos decidió descansar el invierno pasado y no les resultó la jugada. Llegó al verano fuera de forma y su campaña ha sido de 5-4 con un 5.30 de efectividad que dice mucho acerca de su “descanso”.

 

“Es que los quieren enteros” dijo el optimista irredento, “serán dos torneos en 2018”. Pues habrá que ver.