EL EMBATE A LOS CHARROS, PECHAZOS

RINCÓN BEISBOLERO

Por: José Carlos Campos

 

Ed Gon7 de Diciembre de 2017- Muy normal que al club sede de una serie del Caribe en México se la complique ganar el campeonato de la Liga Mexicana y que su equipo sea doblemente sede. Basta repasar la historia para entenderlo y por eso no nos extraña que este año pulgas de ese calibre caigan sobre los Charros de Jalisco.

 

Hoy en día, se ha subido a ese tren los que festinan el “fracaso” del club que alguien llamó “rico” (seguramente alguien que está cobrando de sus arcas) luego de que tras el cuarto lugar en la primera vuelta anda navegando con el farol rojo en la fase complementaria.

 

Corrieron a Tony Tarasco y felices los “nacionalistas” a ultranza por la llegada de Roberto Vizcarra; cuestionan la firma de Jarrod Saltalamacchia y la de los muchos extranjeros que han desfilado este año por sus filas; elucubran sobre eventuales pleitos entre el vicepresidente deportivo Edgar González y el gerente deportivo Ray Padilla.

 

En lo único que estaríamos de acuerdo es en la crítica hacia el supuesto uso de la soberbiometría en los Charros que para no variar, ha sido un fracaso.

 

Pero de fondo, aún y la situación actual del equipo, nos queda la impresión de que van   a calificar a playoffs y ahí serán enemigos a vencer, sobre todo a la hora de jugar como locales. Llámenos locos pero algol anticipamos.

 

Por ahora, a ver desfilar las críticas.

 

CESE- Despidieron los Yaquis de Ciudad Obregón a Miguel Ojeda como su manager y no se puede decir menos que era algo esperado. La tribu sonorense no logró levantar cabeza tras su pésima primera vuelta, los jugadores no han podido dar más, se le buscó con los refuerzos y nada, pescado.

 

Se le tuvo paciencia a Ojeda y sigue su proceso de aprendizaje. Tarde que temprano llegarán los buenos tiempos sobre todo en un escenario marcado por pocos managers mexicanos sobresalientes y muchos arropados por la propaganda.

 

Suerte para Ojeda en lo que venga.

 

DECADENCIA- Los esfuerzos que realiza la directiva entrante de la Liga Mexicana de Beisbol, encabezada por Javier Salinas, en pos de detener el decaimiento del circuito no deja de enfrentar desafíos. Más tarda en apagar un incendio que en surgir otro nuevo.

 

Y a la par, eventos como los sucedidos en la liga Invernal Mexicana, circuito de fogueo que pasa de noche en el concierto beisbolero nacional, cuando Andrés Martín, pelotero de Salamanca, enojado porque el umpire de home marcó out su vertiginosa carrera al plato, tuvo a bien darle un “llegue” (pechazo, dicen) que mandó al principal, al plato, en juego contra los Diablos Rojos.

 

Obvio, el video de este incidente se hizo viral de inmediato y ahora lo que se espera es que la LMB dicte sentencia que se espera de acorde con la gravedad del caso. Fue una agresión directa a la autoridad.

 

A Salinas no le queda sino aplicar el reglamento que hoy en día no puede usarse a contentillo de los contendientes. En tiempos de “renovación moral”, así sea Navidad, lo que procede es el rigor.

 

Ya sabremos.

 

VENEZUELA- Mitote en Venezuela porque al parecer, un equipo agraviado por los batazos de Jesús “Cacao” Valdez casi exigió que le hicieran el antidoping. Su equipo, Navegantes de Magallanes, protestó9 y la telenovela está en curso.

 

El tema pareciera recaer en el pelotero dominicano pero no, nos lleva al caso de los gasolineros “ultras” que honrando su estirpe anancefálica, quieren aprovechar para nuevamente (en apego a su síndrome favorito) atacar a la LMP por su programa antidoping. Curiosamente, Valdez también juega en LMB y en el mismo año.

 

Sería bueno que el circuito de verano de una vez se sacudiera la cantaleta de que en invierno la cosa es “diferente” y reconociera que son programas similares, con la diferencia de que el verano, en el pasado reciente, había quien avisara a quién y cuándo le tocaba, además de que había un Zar que exigía que no se tocara a los “estelares”.

 

¡Ah, la vida de los despachadores!