LAS SEMIFINALES LMP QUEDARON ARMADAS

RINCÓN BEISBOLERO

Por: José Carlos Campos

 

Semis LMP8 de enero de 2018- Definidos los cuatro semifinalistas de la temporada 2017-2018 de la Liga Mexicana luego de una excepcional ronda de playoffs que, insistimos, pasarán a la historia como uno de los mejores y más emocionantes. Águilas de Mexicali, Mayos de Navojoa, Tomateros de Culiacán y Charros de Jalisco se instalaron en la antesala de la serie por el campeonato.

 

Fuera de la pelea, los Naranjeros de Hermosillo y los Venados de Mazatlán, el primero víctima de la inercia de una segunda vueltas en que dieron un súbito “bajón” (¿confrontaciones internas Bryant-Bundy?) y en el caso de los Venados no hay más culpables que los rivales: los Águilas fueron mucha agua para el arroz.

 

Lo que hoy más tarde disputarían Tomateros de Culiacán y Charros de Jalisco era el nada grato turno ´para saber quién sería su rival en la siguiente fase y ahí sí que huele a riesgo. Tanto Mexicali como Navojoa son equipos que llevan una importante racha de juegos sin perder en casa y eso los hace más que peligrosos.

 

En esta  serie, última por culminar de los playoffs, la nota la dieron los Charros por verse más fuerte en el rubro que se les veía débiles, el pitcheo, forzando así a que se fueran hasta el séptimo juego.

 

CRUCES- Redactando previo al juego de esta noche, la expectativa era que quien ganara se enfrentará a Navojoa y el perdedor contra Mexicali, ni para dónde hacerse.

 

Mañana a las 11 de la mañana el draft de refuerzos en donde se pudiera esperar que Águilas fueran por alguien que les aporte ofensiva (¿Brown de Hermosillo?), Mayos un relevo (¿Salas o Martin de HMO?) , Tomateros pitcheo abridor (¿LA Mendoza, Enright?) al igual, que los Charros (¿LA Mendoza, Enright??).

 

Y desde ya se puede anticipar que los momios se cargarán al lado de Mexicali y Mayos, ambos equipos con más dientes que sus rivales, así sea que se diga que “en estas series todo puede pasar”.

 

Relax, fans boys, cada quien sus momios.

 

BOMBA- Llegaron los Reyes Magos y a la Liga Mexicana de Beisbol dejaron un regalito que seguramente le amargó la fecha a su presidente, Javier Salinas. Uno de los clubes afiliados filtró el memorándum en el que se confirma el marcaje personal que MLB está aplicando a la LMB por aquello de toda la basura que está saliendo de debajo de la alfombra.

 

Aquí hay varios temas colaterales. El memo en cuestión es básicamente para liquidar el doble juego que se traían algunos de quienes presumen ser “scouts” de clubes de Grandes Ligas que al mismo tiempo, lo eran de clubes LMB. A esto, la oficina del comisionado Rob Manfred lo llamó “conflicto de intereses” algo que ha sucedido durante varios años y que cobijó tranzas mayúsculas que fueron e4n parte ayudadas por la complicidad de un “topo” en las oficinas de la LMB.

 

EL manoseo de información que debía ser confidencia al servicio de pocos clubes que a su vez, operaban a través de estos scouts. El resultado era obvio: alza en los costos de las transferencias, valores de contratos alterados y concentración casi monopólica de contratos.

 

Y esto luce como anticipo de lo que viene, una decisión que no va a gustar nada al béisbol mexicano de verano: posiblemente a partir de este año, MLB exigirá que toda exportación de México a USA sea bajoi la regla de que al jugador le corresponda el 75 por ciento del valor de firma y al club que venda le toque el 25 por ciento restante. Una buena manera de decirle a LMB que han encarecido el inexistente “costo por formación” del pelotero.

 

ORIGEN- El tema anterior deriva no necesariamente de la tranza que cometió Rané Gayo, scout de los Piratas de Pittsburgh, en el caso de la firma de Luis “Caballito” Heredia sino que deviene desde la demanda que interpuso en contra de la LMB y MLB don David González.

 

Toda la basura (que ahora trata de eliminar Salinas) salió a flote y las Grandes Ligas están aplicando sus propias medidas. “¿Quieres por escrito la autorización para ser monopolio? Pues cumple mis reglas”.

 

Pero tan vez antes, Javier Salinas deba abocarse a investigar qué club de la LMB animó el “fuego amigo”. Que si busca, puede que en los extremos geográficos esté la respuesta.