EL SUCULENTO PLATILLO CARIBEÑO

RINCON BEISBOLERO

Por: José Carlos Campos

 

est JAl1 de Febrero de 2018- Es complicado a veces provocar que un profano sea converso, lo mismo que, si usted permite la comparación, convencer a algún seguidor de Chivas le vaya al América. ¿Qué el domingo es el Superbowl? Allá los muchos interesados y su afición pero nosotros nos quedamos en que a partir de ayer viernes, inicia en Guadalajara la edición 2018 de la Serie del Caribe.

 

Se trata nada más, pero tampoco nada menos, que el gran evento del beisbol invernal de la región. Un torneo en donde se dan cita los reforzados equipos campeones de las ligas de República Dominicana, Puerto Rico, Venezuela, Cuba y México.

 

Así sin más, podemos decir que se trata del máximo evento beisbolero anual en la región, que involucra a países exportadores de talento a la pelota de Grandes Ligas y que en el pasado remoto e inmediato ha visto pasar a muchas de las más grandes figuras latinas de todos los tiempos.

 

A lo anterior se debe agregar que en ese caminar, del 1948 en que se fundó el evento hasta la fecha, también un buen número de peloteros norteamericanos de renombre vieron acción. En esencial, la Serie del Caribe ha sido vitrina donde se ha expuesto lo más granado del talento latino.

 

No, no es el mismo evento que se vio cuando su fundación ni en los primeros años de su segunda etapa. Tiempos y circunstancias han cambiado, pero la rivalidad, el tono de competencia y el orgullo en disputa hace que el serial se mantenga como el gran platillo que calienta al invierno beisbolero.

 

MONARCAS- Como representante del béisbol de nuestro país van los Tomateros de Culiacán, los recién coronados monarcas de la Liga Mexicana del Pacífico. Vencieron en siete grandes juegos a los Mayos de Navojoa en una serie que reiteró que es en la LMP en donde, sin duda, se juega la pelota de mejor calidad.

 

Los cuadros que han sido campeones en este torneo por parte de México han sido los Naranjeros de 1976, los Águilas de Mexicali de 1986, los Tomateros de Culiacán de 1996 y 2002, Venados de Mazatlán en 2005, los Yaquis de Ciudad Obregón de 2011 y 2013, los Venados repitiendo en 2014 y los Venados en 2016.

 

Conforme han pasado los años, el certamen viene siendo seguido por más aficionados, que va mucho de la mano a la creciente difusión que le está otorgando.

 

El serial latino es ya, noticia que gana titulares y espacios en medios escritos y electrónicos, lo merece, vale la pena.

 

VÍSPERAS- La sola mención de que estará presente un equipo representando a Cuba viene inyectando un nuevo punto de interés a la Serie del Caribe. Ya en 2015 los Vegueros de Pinar del Río se alzaron como campeones en la serie celebrada en San Juan, Puerto Rico.

 

Los protagonistas están listos: por Puerto Rico estarán los Criollos de Caguas; por Dominicana, las Águilas Cibaeñas; los Lazanes de Granma por Cuba, los Caribes de Anzoátegui por Venezuela y como equipo de casa los Tomateros.

 

Cinco muy buenos equipos que seguramente protagonizarán un torneo harto interesante que dura justo una semana.

 

El buen aficionado al beisbol seguramente se frota las manos desde ya.

 

APOSTILLA- Difusión a nivel nacional por televisión que no estará exenta de cuestionar a pesar de todo. Es parte de la tradición y en ello caben obsesiones y necedades, además de los intereses de costumbre.

 

Lo de la transmisiones por radio más vale no comentarlo luego de que tras los hechos, las interpretación es a modo y la defensa de lealtades. Que el grupo Radiorama se haya quedado con los derechos se ajustó a la ley de la oferta y la demanda. Ahí la dejamos.

 

Lo que sigue es disfrutar, lo demás es lo de menos.