RINCON BEISBOLERO

Por: José Carlos Campos

 

JGC21 de Marzo de 2918- Por iniciar la primera de las dos temporadas a celebrar este año en la Liga Mexicana de Beisbol, rodeada del morbo que produce ver si es que esta modernidad, exhibida y presumida recientemente a las ligas menores de Estados Unidos, podrá ofrecer resultados positivos y no el artificio de una ficticia rimbombante.

 

Así, empieza el torneo de apertura (aka “torneo primavera 2018 Alfredo Harp Helu”) al cual se vestido de una buena serie de innovaciones que no sabemos si algún efecto tendrá en lo esencial, en lo deportivo, y con ello, lograr que el producto por fin se revalore. Después de la respectiva liguilla y de la “Kings Series” ya vendrán, en el “inter”, el juego de estrellas para en Julio arrancar el de clausura.

 

Ya hemos dicho que además de lo estrictamente deportivo, habrá otros temas a seguir de cerca como lo es lo laboral. Esto es, si es que el nuevo esquema de dos temporadas en un año, con sus respectivas liguillas, conserva al menos los beneficios que hasta el 2017 tenían los protagonistas principales el espectáculo y no al contrario, actúa en su detrimento. Saber la opinión del jugador a este respecto será útil para la evaluación final.

 

No resulta tan complicado armar pronósticos o vaticinios si es que en realidad, la mejora de los equipos eliminados en 2017 se Advierten escasas.

 

En la Norte, Tijuana, Monclova, Sultanes y Aguascalientes, dejando que probablemente, Saltillo y Durango al menos se acerquen. De Dos Laredos y Laguna sobradas dudas.

 

En la zona Sur, Leones, Diablos, Pericos y Tigres, quedando la duda no solo de si habrá juego de “limbo eliminatorio” sino de si este año podrá salir la zona de la mediocridad mostrada el año pasado.

 

Lo peor es que no se ve por donde los vaticinios puedan cambiar para el torneo de clausura.

 

PIEL DELGADA- Ojala y el esquema arroje éxito razonado y que el experimento funcione en razón del producto mejorado y de la respuesta de los aficionados. Lo demás vendría por añadidura.

 

Pero también ojala que los de piel delgada le bajen dos rayitas al volumen, que acepten que la LMB no puede caminar sobre el silencio o actitudes acríticas de los medios que en todo caso, más que difusores se aparecen como cómplices. Eso, a querer o no, se refleja en una fanaticada que cuestión que escuchan o leen una crítica en contra del bienamado hobbie, saltan y denostan. Se entiende al gusto, no la ñoñería de pensar que los medios deben ser focas que aplaudan todo.

 

Si la liga se ha atrevido a dar un salto a la modernidad, lo mismo sería para aquellos que siguen estancados en tiempos pasados que ya no volverán. Las viejas ideas con olor a naftalina.

 

GUAGUEL- Ruido del bueno el provocado por lo informado ayer por Juan Gabriel Castro, el exligamyorista que hizo saber cómo fue que los Toros de Tijuana lo despidieron bajo circunstancias que se hacen ver inexplicables.

 

Lo revelado por Juan Gabriel hace quedar muy mal a la directiva de Toros, club que fue capaz de contratar al exligamayorista y de alejarlo de su puesto con los Dodgers de Los Angeles ofreciéndole un contrato como Director Deportivo que a no pocos molestó su cuantía. Ahí puede y que esté en la clave.

 

Una situación lamentable, muy mal manejada así sea que se diga que en una empresa privada el dueño puede hacer y deshacer a su antojo. El trato que se ledio a Castro, y que forzó la renuncia solidaria de Jorge Campillo, es un golpe directo contra la imagen del club y más importante aún, una total falta de respeto a alguien que se mantuvo en las Grandes Ligas durante tantos años. Jan Gabriel no se merecía el trato que se le dio.

 

Al menos para nosotros, queda claro que hubo quienes “ayudaron” para esta situación, los mismos que le hicieron llegar a Alberto Uribe fotos de Juan Gabriel en las prácticas en Arizona con mensajes insinuadores de “dinero mal gastado” y similares.

 

Lamentable y mucho todo esto. Se dirá y con razón, que Castro no se merecía trato tan grosero.

 

Y por otro lado, surge el morbo de ver si los defensores del club (no tan gratuitos) del club salen a la superficie. Porque desde ya se ve que es muy difícil que haya otra "verdad", una versión diferente o argumentos que indiquen que el club Toros actuó "decentemente".