ANTIDOPING LMB: SIMULACION RECAUDATORIA

RINCON BEISBOLERO

Por: José Carlos Campos

 

esteroides11 de Mayo de 2018- Años de pomposa tradición convertidos en simulación con tintes recaudatorios. La Liga Mexicana de Beisbol encontró una manera para hacer del, antidoping una efectiva recaudatoria: a partir del 2018, pelotero que resulte “positivo” puede ser “limpiado” pagando una multa de 5 mil dólares.

 

El hilo de esta revelación surge luego de que llegaron a nuestras manos copia de algunos estados financieros de clubes LMB en donde se señalan partidas especiales por 90 mil pesos cada una, que investigamos resultan del pago de la multa que se está aplicando a los clubes a los cuales pertenezcan los peloteros que arrojen positivo en los exámenes respectivos.

 

La medida, nos dicen, fue un acuerdo aprobado por los presidentes de clubes previo a las dos temporadas del 2018. No tenemos conocimiento del racional aplicado, deja mucho margen de especulación, dando pie para pensar que la brevedad de las dos temporadas pesó en la decisión.

 

Castigar 50 juegos a un pelotero en el torneo de apertura hubiera sido prácticamente todo el rol de juegos, echando a perder inversiones y aspiraciones a calificar a la basura.

 

Las facturas que han pagado los clubes por el concepto de “limpia de positivos” no contienen el nombre del pelotero, estos la liga se lo hace saber directamente al presidente del club, no dejan huella alguna.

 

En este gran escenario de simulación, varios clubes han quedado en el dilema de pagar o deshacerse del pelotero, movimientos de los muchos que se han hecho y que han causado escozor y que bajo este escenario hoy algunos se entienden.

 

HISTORIA- En las investigaciones que pudimos realizar, pudimos enterarnos que uno de los “positivos” lo arrojó un novato de primera firma perteneciente a los Leones de Yucatán. El espectro ha sido amplio y multinacional pero, nos dice una fuente, “la incidencia entre extranjeros y mexico-americanos ha sido alta, básicamente en uso de marihuana y anfetamina.

 

Así el escenario, se deja atrás el esquema anterior no muy distante de la simulación tampoco. Aquellos años del discurso grandielocuente, de proyectarse como liga adalid del antidoping en donde unos pocos decían a qué peloteros no debían realizarse exámenes y en donde se alertaba previamente a ciertos clubes cuando les llegarían los exámenes.

 

El apego a los lineamientos de MLB, ufanaba la liga, era “irrenunciable” hasta que hoy la “nueva LMB” la ha trocado en mecanismo recaudatorio.

 

EFECTOS- Fuentes que consultamos nos dicen que la virtual “liberación” del sistema antidoping en la LMB ha sido factor para que el bateo “esté desatado”. El promedio colectivo al día de hoy es de .293, con los Generales de Durango mostrando un impresionante .330 que apenas para cuando las temporadas en que se jugaba con la pelota “Comando”. En contraparte, los mismos generales mostrando un horrible 7.45 en carreras limpias, siendo parte del alto 5.10 en PCL que de manera colectiva promedian los 10 equipos.

 

“Las sustancias en los bateadores son efímeras y poco detectables, en los pitchers tardan en metabolizar, así que tardan más en metabolizar y en consecuencia, los lanzadores tardan más en “limpiarse”, nos dijeron. Claro que ahora, 5 mil dólares son la mágica solución para transparentar y salvar lo que antes, se presumía, era pecado de “leso béisbol” en la LMB.

 

Tiempos traen tiempos.

 

ADENDUM- De entre los detalles a comentar, llama la atención a que contrario a tiempos pasados, la LMB acuda al expediente de no mencionar nombres, de no ”balconear” a los peloteros como hacía antes. De esto, hacían motivo para muchas cosas, entre ellas por ejemplo, acusar a su homóloga LMP de no hacer públicas lo relacionado con el tema.

 

De aquí surgió la leyenda urbana, que la misma LMB propició, de que en invierno “no se realizaba el antidoping”, tesis que hoy se confirma como la versión engañabobos del verano.

Así que hoy, al menos en el año de los torneos de apertura y clausura de la LMB, el antidoping se convierte en una simulación recaudatoria, casi como para que al rato se diga que es una liga autofinanciable…

 

¿Sabrán ya en Grandes Ligas de cómo se están ejecutando en el verano los protocolos del  antidoping?