RINCON BEISBOLERO
Por: José Carlos Campos

finL LMB201819 de Junio de 2018- Tras la buena serie entre vivida entre Tigres de Quintana Roo y los Leones de Yucatán, con un emocionante séptimo y decisivo juego, de lo mejor que se pudo apreciar en la temporada 94 de la Liga Mexicana de Beisbol, llegó el momento de buscar al campeón del torneo de apertura 2018: Sultanes de Monterrey enfrentando a los Leones.

 

A partir de mañana inicia la serie final, armada al son de la lógica luego de que se trata de los dos mejores equipos del rol regular. No hubo sorpresa alguna, la lógica se impuso y tal vez en el torneo de clausura a estos dos mismos equipos los veamos en las mismas instancias.

 

Complicado por ahora señalar a un “claro” favorito. Se enfrentan dos equipos muy bien armados, con excelentes individualidades, y que en la parte ofensiva enseñan sus mejores armas.

 

Monterrey sacó del camino en seis juegos, Yucatán en siete a los Tigres. En ambos duelos, ninguno de los ahora finalistas pudieron mostrar al pitcheo abridor como su fortaleza principal.

 

Será, así lo creemos, una serie titular muy intensa, interesante en la víspera y que ojala corresponda al nivel de expectación que se tiene.

 

DESLIZ- Ninguna necesidad había, pensamos, de “manchar” la liguilla de la LMB con el espinoso asunto de la difusión. Fue todo un brete en el que se metió la liga al defender el contrato con Facebook y desechar las transmisión local en Mérida. De fondo, el lío no es entre “convenios”, entre dinero que sale o que entra, sino en la enorme oportunidad que se abrió para en plena copa mundial de futbol, “masificar” la cobertura al béisbol mexicano.

 

A nuestro ver, esa postura aparentemente “moderna” de privilegiar la exposición de este deporte a través de plataformas digitales, bajo el prurito de agradar-enganchar a los “millenials”, chocó de frente con la realidad. La TV, sea de paga o “abierta”, sigue siendo el “animal” que genera audiencias más allá de las cautivas, el gran referente que alcanza esos mercados-meta que el “vendedor” busca.

 

Y al día de hoy, teniendo sobre la mesa su producto principal, la serie por el campeonato, mal haría la LMB en ponerse moños: es el momento de la saturación, no de la mezquindad selectiva.

 

MIENTRAS- varios equipos ya entrenan porque el torneo de clausura está por iniciar, hay un juego de estrellas por delante, seadelanta fecha de inicio de la serie por el campeonato, anuncio de contrataciones que se distinguen por el “reciclaje”… da la impresión de que hay un atropellamiento no solo de fechas sino de intenciones.

 

Si es que en la segunda temporada del año las cosas en lo deportivo sean iguales que en la primera, será interesante saber qué dirán los dueños de equipos del esquema de dos torneos, si es que le dan al menos un año más de vigencia o si de plano no les convenció.

 

No sería extraño que Javier Salinas salga a decir “éxito” y que nadie lo secunde.

 

DECISIÓN- Saltillo es indudablemente, una de las plazas del norte de México en donde con más pasión e intensidad se vive el béisbol. Su rivalidad con Monterrey alcanza niveles épicos además de forjar otras con plazas del mismo estado como Monclova y Torreón. Conste: hablamos de rivalidades, no de “clásicos”.

 

La historia de los Saraperos, ya muy contada, que parte del “ya merito” de los años 70 y 80, el bicampeonato de 2009-2010 y luego la tormentosa etapa que están viviendo. De esta última, el marcado “divorcio” que se vive entre la directiva del club y su afición.

 

Ahora el futuro de la franquicia se advierte con negros nubarrones, con sobrados bandazos y turbulencias. El caso del trato que le dieron a Jonathan Aceves para separarlo del club es solamente un factor más, uno más, para fortalecer el encontronazo que se vive.

La marcha a la que se convoca del 3 de Julio por parte de un grueso sector de la fanaticada es tal vez, la última llamada a misa.