RINCON BEISBOLERO

Por: José Carlos Campos

Peje28 de Agosto de 2018- La cultura acomodaticia del mexicano, tan acendrada a la hora de hacer política, hace que algún os sectores anticipen en la víspera que con el próximo presidente de la república surja lo que llaman desde ya “el sexenio del béisbol”. Y es que el Peje “siempre” ha tenido alma de pelotero.

 

Las señales, dicen, son varias. Ahí tiene usted al hermano (aún no incómodo) de Lopez Obrador dejando ver que su equipo Guacamayas de Palenque podría ingresar a la Liga Mexicana de Beisbol tomando el lugar de los Olmecas de Tabasco, por cierto estado natal de la hoy familia en el trono.

 

Más todavía, se le da vuelo a la nota de que el mismo Pío López Obrador anda con la idea de crear una liga “doble A” en Chiapas en el 2019, que bastará con que iniciativa privada, gobiernos municipales y “aficionados” se pongan de acuerdo para echarla a volar.

 

Un remate a la expectativa lo viene a ser el compromiso de campaña del propio AMLO en el sentido de buscaría que Guasave regresara a la LMP, tarea que si no es con dinero del gobierno quién sabe de dónde llegaría, porque empresarios interesados no hay nadie a la vista.

 

Faltaría solamente que anunciaran que surgirá el equipo de los “Chicos de Elba Esther” para jugar en la liga magisterial.

 

Total, que en la hoguera de las vanidades se levanta la esperanza. Claro está que lo primero será, faltaba más, que el hoy Electo se presente en la ciudad de México a lanzar la primera bola en la inauguración del estadio de los Diablos Rojos.

 

CESES- Como si se hubieran puesto de acuerdo, los dueños de clubes en LMB esperaron al torneo de clausura para aplicar la operación “guadaña” en contra de los managers.

 

El carrusel de cambios de timonel se da cuando estamos ya a menos de la mitad de que concluya la segunda temporada del año y cuando más pobres se ven algunos clubes en materia deportiva. Esto y el actuar cual si lo que sobraran fueran managers aptos para conducir rosters mermados.

 

¿Cuántos y quiénes son los managers mexicanos que pasan los niveles de “buenos” que con tanta facilidad se les otorga?

 

Y de los pilotos importados que se contratan, ¿quiénes los que merecen estrella en la frente?

 

Vendrán los lugares comunes y los subjetivismos. No falla.

 

DECESO- Lamentable el deceso de Enrique Castillo, el primer gran pitcher de relevo corto mexicano y que merece más que los solos tuits del recuerdo y pésame.

 

Pitcher con más de 800 juegos lanzados y que tuvo en contra de que en su época (1961-1977) aí9n no aplicaba la regla del juego salvado. Por eso wes que solamente se le consideran 50 rescates de por vida (17 en LMP, 33 en verano) siendo que de los 818 juegos en que vio acción, abrió en 161 ocasiones siendo entonces que relevó en más de 657 ocasiones.

 

Suena a especulación pero Castillo, apodado merecidamente “Bombero”, pudo haber sido el hombre record de nuestro béisbol en materia de salvamentos.

 

Pitcher de todos los días, entregado. Descanse en paz.

ABSURDO- No faltó el remedo de periodista que se puso el traje color amarillo para iluminar a la audiencia: ahora resulta que el pitcher latino con más victorias es…Andy Petitte con 256. ¡Ande la osa!

 

Otra vez la burra al trigo, que el personaje de marras al parecer no le gustó que el dominicano Bartolo Colón llegara a 246 triunfos de por vida, superando así al nicaragüense Dennis Martínez en las lista de lanzadores latinoamericanos más ganadores en las Liga Mayores.

 

Y la explicación del desacierto con argumentos socio-históricos-demográficos que son de risa loca.