RINCON BEISBOLERO

Por: José Carlos Campos

jAPHET10 de Agosto de 2018- La nota sobre los hechos: Japhet Amador dio positivo en los exámenes antidoping realizados en la Liga de Japón y fue sancionado por seis meses en que no podrá ver actividad. Tanto allá como acá en México, la noticia hace olas y levanta pasiones de todo tipo.

 

Los detalles se están revelando de manera profusa. El pelotero mexicano dio positivo a dos sustancias (clortalidona y furosemida) que están prohibidas según la World Anti-Doping Agency (WADA) luego de que están consideradas como diuréticos enmascarantes de otras sustancias.

Aquí la cosa no es aventurar juicios de valor: ni fiscales ni abogados defensores. Corresponderá a la propia liga japonesa (NPB) dilucidar el caso y al propio Japhet, como ya lo está haciendo, salir a esclarecer desde su perspectiva los hechos. Debe ser reconocida la atingencia del pelotero para salir en redes sociales de manera inmediata para enfrentar a una opinión pública que de inmediato “saltó” ante la noticia.

La estrategia no parece la adecuada además de inteligente. Reconocer, aceptar pero adelantando que habrá apelación. Será enfrentar no solamente el rigor con que se manejan esos temas en el béisbol nipón sino esencialmente, a una cultura muy arraigada en donde el doping es casi una pedrada en la frente a Buda.

 

REALIDAD- Lo que sí es una gran verdad es lo que Japhet ha dicho: nunca antes ni siquiera sospechas sobre su actuar, tanto por los negativos en los muchos exámenes que le realizaron en el pasado así como por el hecho evidente de que su físico no da pista alguna de haber tomado alguna vez sustancias para mejorar el rendimiento.

Es noticia porque Amador es uno de los peloteros más relevantes de los últimos años en el ámbito “local”, tanto en invierno como en verano además de exhibir hasta hoy un rendimiento de buen nivel en Japón.

SIMULACIONES- Alrededor de este caso, los “adyacentes” que van desde las simulaciones hasta la creación de leyendas urbanas.

 

Por un lado, las reacciones del sector de los aficionados, de querientes y “haters”, todas ellas naturales luego de ser producto de la percepción que les produce un pelotero que como Japhet, es de los pocos que levanta emociones encontradas, de los pocos de ese calibre que tenemos en México.

En el contraste, la penosa exhibición de cierto sector del conspicuo periodismo beisbolero, tendido como tapete hacia el pelotero, empinado porque lo suyo no sabemos si es buscar Navidad en Agosto o es la presunción de la amistad con el ídolo en desgracia. Lejos del análisis, cercano al “bufandismo” de pasión arrebatada.

LEYENDAS- Y claro, no faltan quienes entren al terreno de la sospecha: “¿cómo es que entonces en México no le encontraron nada antes?”. De ahí se acude entonces al repaso de las leyendas urbanas.

 

Citemos el clásico ejemplo que se refiere a la versión creada por la LMB de que en invierno, en la LMP, “no hay antidoping”, misma que hicieron circular cuando el circuito veraniego se sentía más exigente que el Comité Olímpico Internacional.

En la LMP se siguen los mismos protocolos que antes se seguían en la LMB y que eran copia de los establecidos por MLB. Exámenes en temporada regular y en playoff, aleatorios, sin aviso previo en las plazas, sorteo del roster. La diferencia estaba en que mientras en verano se cacareaban y ventilaban los nombres y se exhibía al pelotero, en invierno no se hacían públicos.

Quien lo quiera creer o no, es su problema, así es con este tipo de leyendas con aroma a rumor creado exprofeso.

 

SIMILAR- Que si hablamos de leyendas urbanas, lo anterior sería similar a creer que Guasave volverá a ser plaza de la Mexicana del Pacífico , con todo y que ahora le lluevan elogios al antes criticado estadio “Carranza Limón”. Más aún, la leyenda se mutre por el hecho de que ese fue un compromiso de campaña del hoy presidente electo de México.

 

Por aquello de que pregunten si hay empresarios a la cabeza, la “talacha” se la dejó el “Peje” a uno de sus leales, un muy conocido intermediario (no dijimos “coyote”) agrícola quien sería el que presuntamente exhibiría la lana como para no decir que ésta llega de algún fideicomiso raro o de gobierno federal.

 

Es más, ya se invlucra al Juan Gabriel Castro como parte del grupo supuestamente “interesado” (el económico, no el político) y obvio que ya anden rondando medios y periodistas que se presenten como “enlaces” para desde ahora “hacer imagen”.

 

A todo esto, sería bueno que los interesados averiguaran si es que la LMP tiene en puerta una expansión o si es que alguna de las actuales clubes tiene interés en dejar la liga,

 

Ya no abundaremos en temas como de si de dónde se proveerían de peloteros que por ahora, al parecer, la materia prima de buen nivel anda escasa.

Y así corre la especulación, desde la política hasta ganar likes.