RINCON BEISBOLERO

Por: José Carlos Campos

ESTADIOMTY MLB23 de Agosto de 2018- Se comparte la alegría que provoca en el aficionado mexicano al béisbol el regreso de juegos de Grandes Ligas a celebrarse en nuestro país. Siempre será grato tener en casa y admirar el año que viene al mejor béisbol del mundo que para efectos prácticos, se entiende como un espectáculo del más alto nivel.

 

Esto es, como cuando los aficionados al basketbol reaccionan jubilosos por presenciar juegos de NBA en ciudad de México, la fórmula 1 en el Foro Sol o juegos de la NFL en el estadio Azteca.

 

El encanto por la noticia de las tres series anunciadas quedan para el fanático que más allá de eso no hay nada. Tejer ideas de que tener juegos de Grandes Ligas “beneficia” al béisbol mexicano es bordar en el vacío si es que ahora no se adereza y se le une al hecho de que el Electo es el político “favorito” de Rob Manfred.

 

Así a instancias de que todo vaya normal, se tendrá en Monterrey la serie de pretemporada Rockies-Diamondbacks los días 9 y 10 de Marzo; el 13 y 14 de Abril la serie de rol regular Cardenales-Rojos para que el 4 y 5 de Mayo se vea a los Astros contra los Angelinos.

 

Avisados pues, para que vayan haciendo “cochinito”.

 

FIGURAS- Ante lo anunciado, la justificada emoción luego de que podrá ver en acción a figuras “top” del calibre de José Altuve, Mike “Huitzilopochtli” Trout, Justin Verlander, Gerrit Cole, Paul Goldschmidt yotros connotados personajes de la farándula beisbolera.

 

Ahora no será urgencia de los equipos que nos visiten traer a peloteros mexicanos como “gancho”. Al menos se anticipa que con los Astros venga Roberto Osuna y hasta ahí puede llegar la cifra. No hay mucho de donde se pueda echar mano.

 

Fuera del negocio que entrañan estas visitas, nada en lo deportivo. La cosa es taquilla, venta de souvenirs (gorras, cachuchas, chamarras, etc) porque el objetivos es seguir masificando las audiencias de MLB, atender al consumidor fuera de sus fronteras y si es necesario, mantener el discurso de que México está en la idea de una posible expansión.

 

¿Celebramos entonces?

 

¿EXPANSIÓN?- A raíz de lo que hemos venido escribiendo acerca de las ventajas que podría tener una posible reducción de equipos en la Liga Mexicana de Beisbol, el lector José Antonio Cuevas nos pregunta “¿entonces sería menos equipos en la LMB y más equipos en la LMP?”.

 

En lo primero, a nuestro ver, sí, nos sostenemos en la idea de que la LMB debe reducir su membresía de 16 a 12 equipos. Malo es que para llegar a esta reducción se acudiera que sólo hubiera “combos” multipropiedad.

 

En lo segundo, en la pelota de invierno, la pregunta raíz viene a ser ¿a quién le urge una por ahora expansión de la LMP? Esto luego de que por parte del circuito invernal no ha habido pronunciamiento alguno en ese sentido. Reiteramos que históricamente a la LMP le ha ido mal jugando con 10 equipos.

 

Ahora, ni modo de hacerle al ingenuo: el caso Guasave está provocando esa “ansia” de crecimiento luego de que por medio está el quedar bien con el electo aunque desde hace rato se sepa que la ciudad sinaloense tiene muy poco chance de ser aceptada de nuevo.

 

PARES- Aún y que se consiguiera una décima plaza que se propusiera, no vemos a Guasave dentro de la LMP y no vemos a la liga jugando con diez equipos.

 

Que si se escarba un poco se podrá ver como otras ciudades, que incluso hoy son plazas de LMB, andan coqueteando para que se les considere. No complicado sabes qué ciudades son y quiénes son los interesados. Pero la jugada no sería que se sumaran sino que sustituyeran a dos de las plazas actuales.

 

Así entonces, esto se vuelve juego de sumas y restas, no solamente de sumas.