RINCON BEISBOLERO

Por: José Carlos Campos

MLB120 de Noviembre de 2018- Al parecer, las Grandes Ligas le levantaron el veto a la Liga Mexicana de Beisbol y se anticipa que en Diciembre estarían firmando, por fin, un acuerdo mediante el cual la LMB podrá exportar peloteros mexicanos a las Mayores.

 

Este acuerdo no sustituye a nada, recordemos que anteriormente la LMB engaño y vivió del cuanto que tenía exclusividad, pretexto que sirvió de motivo para tejer muchas historias de tranzas y corruptelas que este año se revelaron, explotaron y provocaron la infamia del veto.

 

Ahora, se supone, todo queda acotado, sobran los candados y las reglas del juego cambian drásticamente. Claro que la LMB saldrá a decir que es el mejor acuerdo del mundo y la madre seca pero habrá que esperar a ver las “letras chiquitas” para saber hasta dónde tuvo que doblegarse para aceptar el nuevo trato.

 

De entrada, solo se menciona que el 100 por ciento de lo que paguen los clubes ligamayoristas serán para el pelotero y de esta manera, liquidar la otrora leonina forma en que los clubes LMB esquilmaban al jugador y de las muchas marrullerías que utilizaron para sacar lo más invirtiendo lo menos. Y no solo nos referimos al caso de Luis “Caballito” Heredia sino a decenas de casos que se urdieron desde hace décadas.

 

Se dice también que habrá un 35% para el club que lo venda y eso hace que a varios les haga ruido el caso, ¿cómo será entonces el proceso? ¿Precio, sobreprecio, propina, bono?

 

Las “letras chiquitas” harán más entendible todo.

 

PACIENCIA- Más que esperar lo que el circuito mexicano informe, habrá que esperar lo que las Grandes Ligas detallen del acuerdo. Por ejemplo, si es que estará vigente lo propuesto en el anteproyecto de acuerdo que establecía que para que se firmara a un pelotero mexicano, los clubes LMB debían dejarlo en libertad.

 

Otro asunto a poner en claro es si se definió que en caso de que el pelotero regrese a México, vendrá en calidad de “agente libre”, sin ninguna obligación de regresar con el club que lo vendió y que tendrá que ser sujeto a un draft que MLB vigilará.

 

Ahora, los precios no los fijará la LMB luego de que lo que los clubes MLB gasten se les descontará de la bolsa que tienen para firmas internacionales. Detalle que anticipa que ahora serán más exigentes con lo que adquieren y en tanto, no habrá ahora ventas a destajo y a ojos cerrados.

 

MLB2

 

Esos y otros detalles que, reiteramos, habremos de saber a través de lo que diga MLB. Porque para la LMB servirá parta lanzar cuetes al aire, hacer parafernalia y abrir la cortina de humo para que por un rato, nadie diga que se trata de una liga en crisis, de un circuito en un club anda subastando peloteros para pagar sus deudas.

 

Si, es la LMB de nuestros días.

 

ALQUILER- El periodismo beisbolero mexicano y sus nuevas manera de distorsionar (¿pervertir?) la profesión. Ahora resulta que pululan aquellos que “rentan” su imagen como si fueran chambelanes de Quince Años, edecanes de lujo, padrinos de boda o muñecos de pastel.

 

Hacen pasar las cosas como “inocentes” pero en el fondo, la nada decente tarea de “vender” los encantos a cambio de hospedaje, viáticos y propina, todo a cambio nada más de escribir lo que se les diga, pegarle al que se le diga y raspar los intereses ajenos al grupo que quiere pegar.

 

Lo peor es que son muy obvios, comunicadores que creen que son invisibles, difíciles de identificar siendo que esto es casi como “La marca del zorrillo”: por donde pasan, el aroma los hace reconocibles.

 

Y claro, a los días aparece la nota, la columna, el post o el tuit que se escribe en primera persona (que creen sirve para no delatar al que dictó) y hacerse pasar como todo menos como suripantos del periodismo. Y muy sencillo reconocer a las manos que mecen la cuna.

 

Cuestión de agacharse menos, que luego se les ven sus “encantos”. La cosa no es mostrar lo bien aprendido, sino no revelar de dónde (ni de quién) lo aprendieron.