EL RIESGO DE LAS SELECCIONES DE BEISBOL

pREMIER12

RINCON BEISBOLERO

Por José Carlos Campos

 

27 DE Febrero de 2019- Hace bien la Liga Mexicana de Beisbol al intentar presentarse como encargada de las selecciones nacionales que estarán representando a México en los diferentes torneos nacionales. La presunta sinergia que están formando con la Federación Mexicana del ramo presume buenas intenciones y alcances que no hace mucho eran impensables.

 

Es una lástima que no se haya podido clasificar para los Juegos Panamericanos y que esté en duda si nuestro país estará presente en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y de ribete, que el COI haya decidido que el béisbol no aparezca como disciplina en el programa de París 2024. A ver si nos dura la gasolina para el 2028 y si México logra colarse.

 

Se vale tener dudas de si este inicio de intenciones llega a buen puerto, especialmente tener revelo de si la “unión” que parece existir permea hacia otras esferas como la CONADE y ahora PROBEIS, esta última la instancia creada exprofeso en la actual administración de gobierno para detonar el desarrollo del beisbol en México.

 

Y se expresan dudas porque históricamente se ha mostrado que pesan más los egos, las ambiciones personales, que los objetivos institucionales. Más que hablar de los organismos, tendremos que seguir de cerca los ánimos individuales de Javier Salinas, Enrique Mayorga, Ana Gabriela Guevara y Edgar González y checar si es que entre ellos no hay zancadillas de por medio.

 

Porque colgarse las medallas, todos lo desean, lo mismo que aventarse las culpas. La LMB le entró al juego tal vez algo por imagen, otro poco por rozarse con el poder y otro tanto porque hay que alimentar el ego.

 

ORIENTE-  Al menos en este caso, la visita de un representativo mexicano a Japón, no parece que sea necesario que ni CONADE ni PROBEIS tengan vela en el entierro. Se supone, así lo han dicho. Que todo queda entre LMB y la Federación.

 

Se anunció el martes el roster que viajará al Oriente y pocas quejas al respecto. Algo de lo mejor que se tiene en el catálogo doméstico (Carrillo, Solís, Cruz, Peña, Juárez, Mendoza) y pitcheo que pudo ser mejor. Un representativo que lleva con qué para enfrentar a unos nipones que nunca son rival fácil.

 

Ojala y que las cosas no se contaminen con situaciones como incumplimiento de pagos, bonos y demás yerbas que han sido recurrente en el pasado. Que sean los resultados que sean pero que no devengan de yerros ya muy conocidos.

U-12- Pero la mayor prueba a que se someterá el aparen te idilio que se vive en el béisbol mexicano llegará en Noviembre, cuando en Guadalajara se lleve a cabo una de las etapas del llamado torneo “Premiere 12” en que estarán en disputa dos boletos para los Olímpicos de Tokio.

 

México se alojó en el grupo “A” en el cual también están Estados Unidos, Dominicana y Holanda, tres rivales para nada sencillos y que hacen ver la tarea por demás complicada.

 

Aquí el tema será ver cómo es que armará el engranaje luego de que son fechas en que se desarrolla la Liga Mexicana del Pacífico y en tanto, corresponde a sus clubes encarar el ceder peloteros a la selección. Hay que ubicar que las fechas del torneo (12 al 17 de Noviembre) coinciden con el cierre de la primera vuelta de la LMP.

 

Será ocasión para ver cómo se mueve la maquinaria y qué parte de la ecuación se hace a un lado para no estorbar y qué ego se apura para hacerse visible. La mejor apuesta, desde ahora, es que sea la CONADE quien lleve “mano” y al menos dos instancias sean las que se sacrifiquen.

 

Esto es, dejar descansar los devaneos y el protagonismo para mejor ocasión.