JEFF BAGWELL, ÚNICO EN SU CLASE

Por Osvaldo Osorio

 

Bagwell3 de Agosto de 2017- Cooperstown  abre sus puertas a tres nuevos inmortales del beisbol .Dos de esos  jugadores son de los que desafiaron la naturaleza de sus posiciones.  Uno es el gran Iván ‘’Pudge”  Rodríguez que como muy pocos receptores fue tan grande en la ofensiva como en la defensiva. Y el otro menos conocido pero igual de ejemplar, Jeff Bagwell que combino su poder con el robo de bases.

 

No es cualquier cosa que una primera base logre ser tan bueno con el madero como  también corriendo y robando bases. Jeff Bagwell fue un jugador único en su clase y que fue subestimado por jugar en una era donde Barry Bonds, Ken Griffey Jr.  y Sammy Sosa dominaron los titulares por sus jonrones.  Posiblemente su nombre no sea uno de alta popularidad, pero su legado está intacto como uno de los mejores en su posición.  

 

Prohibido olvidar  que los Medias Rojas de Boston lo cambiaron a Houston por el lanzador Larry Andersen.  Uno de los comentarios era que Bagwell no había registrado números de poder en las ligas menores y que eso motivo el canje a los Astros. Lo que es cierto cuando vemos  que solo tuvo 8 jonrones en más de 250 juegos combinados entre Clase A y Triple A. El cambio de escenario, ya lejos de un mercado grande, al parecer le fue todo un éxito. Todavía el arrepentimiento de esa transacción sigue rodeando a los que subestimaron  aquel joven primera base que fue todo un regalo para los Astros.

 

Porque después de 15 años de ese cambio terminaría una carrera que lo llevaría al recinto de los inmortales. Posiblemente su historia es de la que muchos gerentes generales se hagan cuando están por hacer un cambio.

 

Su mejor temporada fue cuando gano el MVP de la Liga Nacional en el 1994. Ese año se llevó guante de oro, además de que  fue campeón impulsador y  líder en carreras anotadas.

 

Números del 1994 para Bagwell.

Prom.

Jonrones

Remolcadas

Anotadas

OBP(Porcentaje de llegar a base)

Slugging

Bases Robadas

Bases por bolas

.368

39

116

104

.451

.750

15

66

 

Si vamos a la historia solo existen dos jugadores que de por vida han acumulado más de 400 jonrones, 200 bases robadas y un porcentaje de embasarse de .400  Uno de ellos es Barry Bonds, el otro es Bagwell.  

 

Ni siquiera las leyendas Gehrig, Williams, Mays o Musial lograron lo que Bagwell hizo. Ya de por si habla de la clase de jugador que fue.  

 

Aquí comparamos al ex-Astro con otros inicialistas que están en el Salón de la Fama.

Jugador

Jonrones

Bases Robadas

Bases por bola

Lou Gehrig

493

110

1508

Jimmie Foxx

534

87

1452

Eddie Murray

504

102

1333

Orlando Cepeda

379

142

588

Frank Thomas

521

32

1667

Jeff Bagwell

449

202

1401

 

Vale destacar que no existe otra primera base que después de 1950 haya registrado más de 200 bases robadas en su carrera, a excepción de Bagwell.  Joe Judge fue el último jugador en hacerlo y lo hizo en la década de los 30.

 

Para mostrar valía de su versatilidad tuvo tres temporadas donde conecto más de 30 jonrones, se robó  30 bases y acumulo  100 bases por bolas. Algo impactante en la historia del beisbol, tomando en cuenta que su posición era la primera base.

 

Agrégale también que registro promedio de .308 cuando le tocaba ir al plato con corredores en posición de anotar. Pedirle a un inicialista que  robe 20 bases y haga 20 jonrones es un crimen para muchos  para Bagwell era la orden del día. Cuando la meta del juego es llegar a base y anotar carreras, no existe cuestionamiento alguno que no haga de Bagwell una leyenda del beisbol.

 

Esa capacidad de dar batazos de poder, sumado a la disciplina en el plato y en las almohadillas  lo hicieron único y junto a Craig Biggio le dieron energía cuando los Astros de Houston no gozaban de la popularidad que tienen ahora. 

 

La espera fue larga e injusta para un jugador que con sus números era para ser elegido en su primer intento. Cuando miras su historial y la forma en que jugaba sabes que ves a un hall of famer. 

 

Cualquiera puede montar el caso de que no debe existir objeción en incluir a Bagwell entre las mejores primera base de la historia.  Un Astro en todos los sentidos del beisbol que dio cátedra por 15 temporadas.